Soja

Print

¿Qué es?

La soja proviene de los frijoles (porotos) de soja. Los frijoles pueden ser procesados y convertidos en proteínas de soja, que es un polvo blanco; en leche de soja, que es una bebida que puede o no ser enriquecida con más calcio; o en fibra de soja, que contiene algunas de las partes fibrosas del frijol. Los granos de soja también pueden comerse hervidos o tostados. La soja a veces se usa como sustituto de la leche. También se ingiere y se aplica en la piel como medicamento.

La soja se usa para tratar colesterol alto, presión arterial alta, cardiopatías, diabetes, síntomas de la menopausia, síndrome premenstrual (SPM) y muchas otras condiciones; aunque no existe buena evidencia científica para apoyar estos usos.

Los ingredientes activos en la soja se llaman isoflavonas. Un estudio realizado sobre la calidad de los suplementos de soja que están disponibles en el comercio sugiere que menos del 25 % de los productos contienen la cantidad indicada en la etiqueta. El pagar más dinero por un producto no garantiza necesariamente que el contenido que aparece en la etiqueta es la cantidad correcta.

¿Es Eficaz?

Natural Medicines (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Posiblemente Eficaz para…

  • Cáncer de mama. La ingesta de grandes cantidades de soja podría ayudar a prevenir el cáncer de mama o la recurrencia del cáncer de mama en ciertas personas. Aunque no existe evidencia confiable que muestre que el suplemento de soja funciona. Por prevención, la investigación ha descubierto que la ingesta de grandes cantidades de soja está vinculada con una disminución del riesgo de cáncer de mama. Aunque la cantidad de soja como parte de una dieta occidental no podría ser suficiente para prevenir el cáncer de mama. Además, la ingesta de grandes cantidades de soja podría solo ser beneficiosa si las mujeres consumen grandes cantidades durante la adolescencia y los primeros años de la edad adulta y no durante la vejez. Como tratamiento, cierta investigación ha descubierto que las mujeres con cáncer de mama que consumen grandes cantidades de soja tienen un menor riesgo de una recurrencia del cáncer de mama. La ingesta de suplementos de soja no parece mostrar ningún beneficio.
  • Enfermedad renal prolongada (enfermedad renal crónica; ERC). La ingesta de proteína de soja parece disminuir la proteína en la orina en personas con ERC. Además, parece reducir los niveles de ciertos nutrientes y desperdicios, como fósforo y creatinina. Estas moléculas pueden acumularse en la sangre en ciertas personas con ERC.
  • Diabetes. La mayoría de la investigación sugiere que el consumo de productos con soja que contienen proteína de soja, fibra de soja o soja fermentada reducen los niveles en la sangre en personas con diabetes.
  • Diarrea. La investigación muestra que la ingesta de proteína de soja en vez de proteína animal como parte de la dieta podrían ayudar a prevenir o tratar la enfermedad renal en personas con diabetes. Sin embargo, cierta información preliminar muestra que la ingesta de leche de soja no produce beneficio. Diarrea. En los adultos, la videncia preliminar sugiere que la ingesta de fibra de soja no reduce la incidencia de diarrea.
  • Un trastorno hereditario en el cual el cuerpo no puede digerir correctamente la galactosa del azúcar (galactosemia). La leche de soja a bebés con galactosemia podría ayudar a disminuir los síntomas de esta enfermedad.
  • Altos niveles de colesterol u otras grasas (lípidos) en la sangre (hiperlipidemia). El comer proteína de soja en lugar de otras proteínas en la dieta o el consumo de productos con soja parece reducir los niveles del colesterol total y del “colesterol malo” (lipoproteínas de baja densidad). La proteína de soja que contiene cantidades mayores de un ingrediente llamado isoflavonas podría funcionar mejor que la proteína de soja con poco o nada de isoflavonas. Además, la soja podría funcionar mejor en personas con colesterol alto, lo que es más grave. Los suplementos que contiene isoflavonas de soja purificadas no parecen funcionar. La soja no parece disminuir los triglicéridos. Además, la mayoría de la investigación muestra que la soja no aumenta el “colesterol bueno” (colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL).
  • Presión arterial alta. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de proteína de soja puede reducir la presión arterial sistólica (el número más alto cuando se mide la presión arterial) en aproximadamente 4-8 mmHg y la presión arterial sistólica (el número más bajo) en aproximadamente 3-5 mmHg en personas con presión arterial levemente alta.
  • Un trastorno prolongado en el intestino grueso que causa dolor de estómago (síndrome de colon irritable o SCI). Cierta investigación sugiere que la ingesta de isoflavonas de soja pueden mejorar los síntomas del SCI, como dolor de estómago.
  • Incapacidad para digerir correctamente la lactosa del azúcar (intolerancia a lactosa). La administración de leche maternizada a base de soja a bebés con intolerancia a la lactosa podría ayudar a disminuir los síntomas.
  • Síntomas de la menopausia. La ingesta de proteína de la soja o la ingesta de extracto concentrado de isoflavonas de soja parece ayudar a disminuir los sofocos causados por la menopausia en algunas personas. La ingesta de productos de soja que suministran 100-200 mg de isoflavonas en dos o tres dosis por día podría funcionar mejor que la ingesta de dosis más bajas o administradas con menos frecuencia. Además, el uso de productos que contiene al menos 15 mg de una isoflavona específica llamada genisteína parece funcionar mejor que los productos que brindan menos genisteína. La ingesta de soja parece disminuir la depresión, los niveles de azúcar en la sangre y el peso corporal en mujeres posmenopáusicas. No está claro si la soja no disminuye otros síntomas de la menopausia, como la sequedad vaginal o la picazón asociados con la menopausia. La soja no parece disminuir los sofocos en mujeres con cáncer de mama.
  • Un grupo de síntomas que aumenta el riesgo de diabetes, cardiopatías y ACV (síndrome metabólico). La mayoría de la investigación muestra que el consumo de productos con soja ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre en personas con síndrome metabólico. Además, la ingesta granos de soja o proteína de soja en la dieta parece disminuir el azúcar en la sangre y disminuir el colesterol «malo» (colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL)) en mujeres posmenopáusicas con síndrome metabólico; sin embargo, los granos de soja en la dieta parecen funcionar mejor que la proteína de soja.
  • Huesos débiles y frágiles (osteoporosis). La mayor parte de la evidencia sugiere que la proteína o el extracto de soja puede aumentar la densidad mineral ósea (DMO), o retardar la pérdida de la DMO en las mujeres que están cerca o pasada la menopausia. Parece que los productos de soja necesitan contener al menos 75 mg de un ingrediente llamado isoflavonas para que hagan efecto. La soja podría también disminuir el riesgo de fracturas en ciertas mujeres. La soja no parece afectar la DMO en las mujeres más jóvenes.

Posiblemente Ineficaz para…

  • Pérdida de músculo por la edad (sarcopenia). Comparada con la proteína de la leche, la proteína de la soja no parece disminuir la pérdida de músculo por la edad en mujeres posmenopáusicas.
  • Agrandamiento de próstata (Hiperplasia prostática benigna HBP). La ingesta de isoflavonas de la soja no parecen mejorar la micción (orina) u otros síntomas en personas en personas con displasia prostática.
  • Sofocos relacionados en personas con cáncer de mama. La investigación muestra que la ingesta de una bebida que contiene soja o la ingesta de comprimidos que contienen extracto de soja no reduce los sofocos en sobrevivientes de cáncer de mama.
  • Cáncer colorrectal. La investigación sugiere que la ingesta de proteína de soja no disminuye el avance del cáncer colorrectal.
  • Dolor muscular causado por el ejercicio. La ingesta de un extracto de isoflavonas de soja antes del ejercicio físico no parece prevenir el dolor muscular.
  • Fibromialgia. La ingesta de un batido base de proteína de soja que contiene isoflavonas de la soja no parece mejorar la función física ni los síntomas de la depresión en personas con fibromialgia.

Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación para…

  • Enfermedad de Alzheimer. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de las isoflavonas no mejora la función cerebral en pacientes con la enfermedad de Alzheimer.
  • Asma. La evidencia preliminar sugiere que las personas con asma que ingieren alimentos con soja han mejorado la función pulmonar, pero la ingesta de suplementos que contienen un ingrediente en la soja llamada isoflavonas no parecen mejorar la función pulmonar o reducir los episodios de asma en adultos o niños con asma poco controlada.
  • Cardiopatía. Cierta investigación ha descubierto que las mujeres posmenopáusicas, pero no las mujeres y los hombres premenopáusicas, de Japón, que ingieren grandes cantidades de soja podrían tener un menor riesgo de sufrir ACV, infarto de miocardio o muerte por cardiopatía. Existe cierta evidencia de que los chinos o japoneses que ingieren más soja fermentada tiene un menor riesgo de muerte por cardiopatía. Aunque otras formas de soja no parecen estar vinculadas a un menor riesgo de muerte por cardiopatía. Una mayor ingesta de soja no parece estar vinculada con un menor riesgo de eventos cardiopáticos en mujeres occidentales. Esto podría deberse a que es baja la cantidad de soja ingerida en las dietas occidentales, aun en mujeres con una alta ingesta.
  • Cáncer de cuello uterino. La investigación preliminar muestra que el consumo de una dieta que contiene grandes cantidades de soja podría ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino, aunque solo en mujeres que también toman té verde.
  • Crecimiento del niño. La investigación preliminar muestra que la administración de proteína de un suplemento de soja en niños de 2-7 meses a 1 año no aumenta ni la altura ni el peso en la mayoría de los niños.
  • Habilidades cognitivas y de la memoria (función cognitiva). Es contradictoria la evidencia sobre la efectividad de la ingesta de soja para tratar la función mental. Cierta evidencia sugiere que una mayor ingesta de soja mejora la memoria a corto y largo plazo. Sin embargo, otra investigación sugiere que la soja no mejora la función mental, incluida la memoria. Algunas leches maternizadas de soja podrían funcionar mejor que otras.
  • Llanto excesivo en bebés (cólicos). La investigación preliminar muestra que alimentar a los bebés con leche a base de soja podría reducir duración de los síntomas de cólicos en bebés que tiene problemas para digerir la leche de vaca. No obstante, la investigación de alta mejor calidad sugiere que los bebés con cólicos alimentados con leche a base de soja no disminuyen la duración del llanto. Además, la leche a base de soja no parece disminuir el llanto en comparación con el medicamento diciclomina.
  • Un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn). La investigación sugiere que la ingesta de soja, junto con un tratamiento estándar, mejora los movimientos intestinales y mejora los síntomas, como fatiga y aumento de peso, en personas con la enfermedad de Crohn.
  • Daño renal en personas con diabetes (nefropatía diabética). La investigación muestra que la ingesta de proteína de soja en lugar de proteína animal como parte de la dieta podría ayudar a prevenir o a tratar la enfermedad hepática en personas con diabetes. Sin embargo, cierta información preliminar muestra que la ingesta de leche de soja no produce beneficio.
  • Cáncer de la membrana que recubre el útero (cáncer de endometrio). Una mayor ingesta de soja podría disminuir el riesgo de cáncer de endometrio. El cáncer de endometrio es menos común en Japón, China y otros países asiáticos adonde la dieta habitual es baja en calorías y alta en alimentos de soja y granos enteros, y en verduras y frutas. Es demasiado temprano para saber si los suplementos de soja influyen sobre la incidencia del cáncer de endometrio.
  • Cáncer de estómago. La ingesta de más alimentos que contienen soja podría reducir el riesgo de contraer cáncer de estómago. No obstante, se desconoce si los suplementos de soja afectan el riesgo de cáncer. Además, la ingesta de un tipo de soja fermentada, llamada miso, podría aumentar el riesgo de cáncer de estómago en hombres.
  • Hinchazón (inflamación) del hígado causado por el virus de la hepatitis C (hepatitis C). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de productos con proteína de soja reduce la acumulación de grasa en el hígado y disminuye los marcadores de daño hepático en personas con hepatitis C.
  • Cáncer de pulmón. Cólicos en bebés. La investigación preliminar sugiere que alimentar a los bebés con leche maternizada a base de soja podría reducir la duración de los síntomas de cólicos en bebés que tienen problemas para digerir la leche de vaca. La soja parece prevenir el cáncer del pulmón más en los hombres que en las mujeres. Sin embargo, cierta investigación sugiere que solo los no fumadores que ingieren soja tiene un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.
  • Dolor en las mamas (mastalgia). La ingesta de leche de soja reduce el dolor en las mamas cada mes en ciertas mujeres.
  • Migraña. La investigación sugiere que la ingesta de una combinación de isoflavonas de la soja, dong quai, y cohosh negro reduce la frecuencia de migrañas asociadas con la menstruación.
  • Fuerza muscular. La investigación muestra que la ingesta de proteína de soja puede aumentar la masa de tejido magro en personas que no entrenan y en las que sí lo hacen y participan en entrenamientos de resistencia. La proteína de soja agregada al entrenamiento de resistencia también parece mejorar la fuerza en mujeres posmenopáusicas. La investigación preliminar también muestra que la proteína de soja parece ser tan efectiva como la proteína del suero, la proteína de los lácteos o la proteína animal para mejorar la fuerza muscular.
  • Piel de color amarillento en los bebés (ictericia neonatal). La investigación muestra que cuando las mujeres con diabetes durante el embarazo incluyen proteína de soja en las dietas, estas podrían tener un menor riesgo de que sus bebés recién nacidos tengan ictericia neonatal.
  • Acumulación de grasa en el hígado en personas que beben poco o nada de alcohol (enfermedad del hígado graso no alcohólica; EHGNA). La investigación muestra que la ingesta de leche de soja junto con una dieta baja en calorías podría ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial en personas con EHGNA.
  • Obesidad. Cierta investigación muestra que la ingesta de una dieta baja en calorías a base de soja puede reducir el peso en personas obesas y con sobrepeso en mayor medida que siguiendo una dieta baja en calorías solamente. La ingesta de alimentos que contiene fibra de soja podría también estimular la pérdida de peso. El reemplazo de proteína de la carne con proteína de la soja en la dieta podría estimular la pérdida de peso en mujeres, aunque no toda la investigación concuerda. Los suplementos con reemplazos de comidas a base de soja no parecen ayudar a bajar de peso o a prevenir el aumento de peso. La proteína de soja tampoco parece estimular la pérdida de peso cuando se consume como parte de una dieta libre. Finalmente, la proteína de soja tampoco parece ayudar a bajar de peso en mujeres posmenopáusicas.
  • Artrosis. La investigación preliminar muestra que la ingesta de proteína de soja mejora el movimiento, el dolor y la calidad de vida en personas con artrosis. No obstante, la ingesta de proteína de la leche también parece tener estos efectos.
  • Muerte por cualquier causa. La ingesta de más soja no parece ayudar a las personas a vivir más.
  • Un trastorno hormonal que causa agrandamiento de los ovarios con quistes (síndrome de ovario poliquístico; SOP). Las mujeres con SOP tiene niveles más altos de colesterol en la sangre, niveles más altos de hormonas masculinas y problemas para regular los niveles de azúcar en la sangre. La investigación sugiere que la ingesta de en la piel de una crema humectante a base de soja puede mejorar la pigmentación de la piel, además de las líneas finas y la textura en la piel. Pero la ingesta de soja ni parece disminuir los niveles de colesterol.
  • Nacimiento prematuro. La investigación muestra que cuando las mujeres con diabetes durante el embarazo incluyen proteína de soja en las dietas, estas podrían tener un menor riesgo de un parto prematuro o de una cesárea.
  • Síndrome premenstrual (SPM). La investigación sugiere que la ingesta de una proteína de soja durante dos ciclos menstruales puede disminuir los disminuir la dismenorrea y la inflamación asociada con el SPM.
  • Cáncer de próstata. Son contradictorios los resultados de las investigaciones sobre el efecto de la soja en el riesgo de cáncer de próstata son contradictorios. Las personas que ingieren más cebollas no parecen tener un menor riesgo de contraer cáncer de próstata. Sin embargo, dado que los hombres asiáticos son los que más soja comen, no está claro si es la soja en la dieta u otros factores (tales como diferencias genéticas o diferencias en la dieta grasa) que protegen contra el cáncer de próstata. Cierta investigación muestra que la ingesta de proteína de soja puede disminuir el riesgo de cáncer de próstata en hombres en riesgo. Sin embargo, es contradictoria la evidencia sobre si la soja puede afectar el avance del cáncer de próstata. La proteína de soja no parece reducir los sofocos en pacientes con cáncer de próstata.
  • Artritis reumatoidea (AR). La investigación preliminar sugiere que el consumo de líquido que contiene proteína de soja no disminuye el dolor, la rigidez o la inflamación en las articulaciones en personas con artritis reumatoide.
  • ACV. La investigación preliminar muestra que la ingesta de leche de soja todos los días podría ayudar a los adultos mayores que han sufrido un ACV a recuperarse más rápidamente durante la terapia de rehabilitación.
  • Cáncer de tiroides. Las dietas incluyen una gran cantidad de soja parecen vincularse con un menor riesgo de desarrollar cáncer de tiroides.
  • Adelgazamiento del tejido vaginal (atrofia vaginal). La aplicación de un gel vaginal que contiene extracto de soja parece reducir la sequedad y el dolor vaginal, y mejora el tejido vaginal en mujeres posmenopáusicas con síntomas de atrofia vaginal.
  • Arrugas en la piel. El consumo de isoflavonas de soja o la aplicación de un humectante que contiene soja parece mejorar la elasticidad de la piel y la apariencia de las arrugas leves.
  • Deterioro de las habilidades cognitivas y de la memoria en los ancianos con síntomas más evidentes que los normales por su edad.
  • Otras condiciones.

Se necesita más evidencia para evaluar la soja para estos usos.

¿Cómo funciona?

La soja contiene “isoflavonas” que en el cuerpo son convertidas en “fitoestrógenos”. Las moléculas de fitoestrógenos son similares en su estructura química. En algunos casos, estos fitoestrógenos pueden imitar los efectos del estrógeno. En algunos casos, estos fitoestrógenos pueden bloquear los efectos del estrógeno.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Ingerido por bocaES PROBABLEMENTE SEGURO el consumo de alimentos que contienen proteína de soja. ES POSIBLMENTE SEGURA la ingesta de suplementos dietarios con extractos de soja cuando se los consume durante un máximo de 6 meses. La soja puede causar producir efectos secundarios leves en el estómago e intestinos tales como estreñimiento, hinchazón y náuseas). La soja puede producir efectos secundarios leves en el estómago e intestinos tales como estreñimiento, hinchazón y nausea. En algunas personas también puede provocar reacciones alérgicas que involucran erupciones cutáneas y comezón, y anafilaxis en ciertas personas. Ciertas personas podrían sentir cansancio. La soja también podría afectar la función tiroidea. Sin embargo, esto parece ocurrir primeramente en personas con carencia de yodo.

El uso a largo plazo de dosis altas de suplementos que contienen extracto de soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURO. Hay cierta preocupación de que esto podría provocar crecimiento anormal de tejidos en el útero. Sin embargo, la ingesta de grandes cantidades de soja no parece presentar este efecto.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El consumo de soja ES PROBABLEMENTE SEGURA en cantidades alimentarias durante el embarazo o la lactancia. Sin embargo, la soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURA en grandes cantidades en los medicamentos durante el embarazo. Las dosis más altas durante el embarazo podrían producir daño en el desarrollo del bebé. No se tiene suficiente información confiable para saber si el uso de la soja es seguro en grandes cantidades en los medicamentos durante la lactancia. Sea precavida y consuma solo cantidades alimentarias.

Niños: La soja ES PROBABLEMENTE SEGURA para los niños cuando se usa en la cantidad normalmente presente en los alimentos o en la fórmula para los bebés. El usar soja no parece causar problemas en la salud o el sistema reproductivo años más tarde en la vida. Sin embargo, la leche de soja que no ha sido formulada para el uso en los infantes no debe ser usada en ellos como un sustituto de la fórmula. El uso de la leche de soja corriente podría producir deficiencias nutritivas.

La soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se usa como una alternativa a la leche de vaca en los niños que son alérgicos a la leche de vaca. A pesar de que muy a menudo se recomienda la formula a base de proteína de soja para los infantes que tienen alergia a la leche, muy frecuentemente estos niños también son alérgicos a la soja.

No les dé soja a los niños en cantidades mayores de las que se encuentra en los alimentos o en la fórmula. Los investigadores no saben si la soja, en dosis más altas, es segura para los niños.

Rinitis alérgica: Las personas con rinitis alérgica son más propensas a ser alérgicas a la cáscara de la soja.

Asma: Las personas con asma son más propensas a ser alérgicas a la cáscara de la soja. Evite el uso de producto de soja.

Cáncer de mamas: Los efectos de la soja en las personas con cáncer de mamas no están claros. Algunas investigaciones consideran que la soja podría “alimentar” algunos canceres de mamas porque puede actuar como estrógeno. Otros estudios han encontrado que la soja parece proteger contra el cáncer de mama. Las diferencias en los efectos observados pueden tener algo que ver con las diferentes cantidades que se han tomado. Puesto que no hay información confiable sobre los efectos de la soja en las personas con cáncer de mamas, o una historia familiar de cáncer de mamas, es mejor evitar el uso de suplementos de soja hasta que se tenga más información.

Fibrosis quística: La leche de soja puede interferir con la manera que los niños con fibrosis quística procesan la proteína. No les dé productos de soja a estos niños.

Diabetes: La soja podría aumentar el riesgo de una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes que ingieren medicamentos para controlar los niveles de azúcar.

Cáncer del endometrio: El uso a largo plazo de tabletas concentradas de isoflavonas de soja podría aumentar la incidencia de cambios precancerosos en el recubrimiento de los tejidos del útero. Sin embargo, existe cierta investigación contradictoria. Use los suplementos que contiene isoflavonas de soja si tiene riesgo de contraer endometrial cancer. Los alimentos de soja son probablemente seguros.

Tiroides de baja actividad (hipotiroidismo): Existe inquietud de que la ingesta de soja podría empeorar esta condición.

Cálculos renales: Hay preocupación de que los productos de soja podrían aumentar el riesgo de cálculos renales ya que contienen grandes cantidades de un grupo de sustancias químicas llamadas oxalatos. Los oxalatos son el principal ingrediente de los cálculos renales. Otra preocupación que hay es que las personas con enfermedad renal grave no son capaces de procesar algunos de los ingredientes en la soja. Esto podría dar lugar a niveles peligrosamente altos de estas sustancias. Si sufre de una enfermedad renal o tiene antecedentes de cálculos renales, evite tomar grandes cantidades de soja.

Alergia a la leche: Los niños que son muy alérgicos a la leche de vaca podrían serlo también a los productos con soja. Consuma con cuidado productos con soja. Insuficiencia renal: La soja contiene un químico llamado fitoestrógeno. Los altos niveles de fitoestrógenos podrían ser tóxicos. Las personas con insuficiencia renal que consumen productos con soja podrían presentar un alto riesgo de niveles demasiados altos de fitoestrógenos en la sangre. Si tiene insuficiencia renal, evite la ingesta de grandes cantidades de soja.

Cáncer de la vejiga: Los productos de soja podrían aumentar el riesgo de sufrir cáncer de la vejiga. Evite los alimentos de soja si tiene cáncer de la vejiga o un alto riego de tenerlo (historia familiar de cáncer de la vejiga).

¿Hay alguna interacción con medicamentos?

Antibióticos

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Los antibióticos se usan para reducir el número de bacterias dañinas en el cuerpo. Los antibióticos también pueden reducir el número de las bacterias buenas en el intestino. Las bacterias buenas en el intestino parecen ayudar a aumentar la eficacia de la soja. Al reducir el número de bacterias en el intestino, los antibióticos podrían disminuir la eficacia de la soja. Pero todavía es demasiado pronto para saber si esta interacción debería causar gran preocupación.

 

Comprimidos para eliminar la retención de líquido (diuréticos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La investigación preliminar sugiere que la soja puede incrementar la producción de orina. Los efectos parecen ser similares a aquellos de los “comprimidos para eliminar la retención de líquido”. La ingesta de soja junto con “comprimidos para eliminar la retención de líquido” podría aumentar los efectos secundarios.

 

Estrógenos

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El consumir grandes cantidades de soja podría producir algunos de los efectos que producen los estrógenos. Pero la soja no es tan fuerte como las píldoras de estrógeno. El tomar soja junto con píldoras de estrógeno podría disminuir los efectos de las píldoras de estrógeno.

Algunas de las píldoras de estrógeno incluyen los estrógenos conjugados de origen equino (Premarin), etinil estradiol, estradiol y otros.

 

Levotiroxina (Synthroid, others)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La levotiroxina se usa para tratar la disfunción de la glándula tiroidea. La soja parece disminuir la cantidad de levotiroxina que el cuerpo absorbe en bebés, pero no en adultos. Si la absorción de la levotiroxina disminuye, podría no funcionar bien. Podría ser necesario ajustar la dosis de levotiroxina si se usa soja de manera regular, como leches maternizadas a base de soja. Si se consume soja ocasionalmente, la levotiroxina y la soja pueden ingerirse al menos con cuatro horas de diferencia.

Cierta marcas que contiene levotiroxina incluyen Armour Thyroid, Eltroxin, Estre, Euthyrox, Levo-T, Levothroid, Levoxyl, Synthroid, Unithroid, entre otros.

 

Medicamentos modificados por el hígado (Sustratos del citocromo P450 2C9 (CYP2C9)

Grado de interacción = Menor Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Algunos medicamentos son modificados y descompuestos por el hígado. La soja podría aumentar la rapidez con que el hígado descompone algunos medicamentos. Pero es demasiado pronto para saber si esta interacción ocurre en todas las personas o si afecta lo bien que el medicamento funciona.

Algunos medicamentos modificados por el hígado incluyen carvedilol (Coreg), fluvastatina (Lescol), losartan (Cozaar), fenitoina (Dilantin) y muchos otros.

 

Medicamentos para la depresión (MAOIs)

Grado de interacción = Serio No tome esta combinación

Los productos fermentados de soja tales como el tofu y la salsa de soja contienen tiramina. La tiramina es un químico que se produce n naturalmente y que participa en la regulación de la presión arterial. La tiramina es descompuesta por la monoamina oxidasa. Algunos medicamentos para la depresión (IMAO) pueden disminuir la descomposición de la tiramina. El consumir más de 6 mg de tiramina, mientras se está tomando uno de estos medicamentos, puede aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios graves tales como un aumento de la presión arterial. La cantidad de tiramina en los productos fermentados de soja es usualmente pequeña, a menudo menos de 0.6 mg por porción; sin embargo, puede haber variaciones dependiendo del producto específico utilizado, las condiciones y el tiempo de almacenamiento. El almacenar una marca de tofu por una semana puede aumentar el contenido de tiramina de 0.23 mg a 4.8 mg por porción. Si toma algunos de estos medicamentos, evite los productos fermentados de soja que contienen cantidades altas de tiramina.

Algunos de estos medicamentos usados para la depresión incluyen fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y otros.

 

Medicamentos para la diabetes (Antidepresivos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La soja podría disminuir los niveles de azúcar en sangre. Los medicamentos para la diabetes también se usan para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta de soja junto con medicamentos para la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre. Podría necesitar modificar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, metformina (Glucophage), pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) y otros.

 

Medicamentos para la presión arterial alta (medicamentos antihipertensivos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La soja podría disminuir la presión arterial. La ingesta de soja con medicamentos que disminuyen la presión arterial puede incrementar el efecto de estos medicamentos y podría causar una marcada disminución de la presión arterial.

Algunos medicamentos para la presión arterial incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDIURIL), furosemida (Lasix) entre otros.

 

Progesterona

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La pérdida ósea ocurre en mujeres con osteoporosis que combinan progesterona con leche de soja que contiene isoflavonas.

 

Tamoxifeno (Nolvadex)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Ciertos tipos de cáncer son afectados por las hormonas en el cuerpo. Los cánceres sensibles al estrógeno son afectados por los niveles de estrógeno en el cuerpo. El tamoxifeno (Nolvadex) se utiliza para ayudar en el tratamiento y prevención de este tipo de cáncer. La soja parece afectar los niveles de estrógeno en el cuerpo. Al afectar el estrógeno en el cuerpo, la soja podría disminuir la eficacia del tamoxifeno (Nolvadex). No tome soja si está tomando tamoxifeno (Nolvadex).

 

Warfarina (Coumadin)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea. Hay informes que indican que la soja disminuye la eficacia de la warfarina (Coumadin). Al disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin) podría aumentar el riesgo de formación de coágulos. No está claro porque podría ocurrir esta interacción. Asegúrese de controlar su sangre periódicamente. Puede ser necesario cambiar su dosis de warfarina.

¿Hay alguna interacción con hierbas y suplementos?

Cinc

La soja puede disminuir los niveles de azúcar en sangre. Esto se debe a la presencia de un químico llamado ácido fítico, presente en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción del cinc. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

 

Hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en sangre

La soja puede disminuir los niveles de glucosa en sangre. La ingesta de cardo lechoso con otras hierbas y suplementos que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Algunas hierbas y suplementos que pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre incluyen garra del diablo, alholva, ajo, goma guar, castaña de Indias, Panax ginseng y ginseng siberiano.

 

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

La soja podría disminuir la presión arterial. Posee el valor agregado de disminuir la presion arterial al igual que otras hierbas y suplementos que también disminuyen la presion arterial. Otras hierbas y suplementos que pueden disminuir la presión arterial incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, licio, ortiga brava entre otras.

 

Hierro

La soja podría aumentar o disminuir la absorción de hierro. La posible diferencia podría relacionarse con la presencia de un químico llamado ácido fítico, que se encuentra en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción de hierro. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

 

Manganeso

La soja puede reducir la disponibilidad del manganeso en el cuerpo. Esto se debe a la presencia de un químico llamado ácido fítico, presente en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción de manganeso. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

 

Té verde

El té verde contiene moléculas llamadas catequinas. Se cree que muchos de los beneficios que el té verde tiene sobre la salud se deben a las catequinas. La ingesta de proteína de soja con té verde reducir la cantidad del catequinas que el cuerpo absorbe. En teoría, la ingesta de soja junto con té verde podría reducir los efectos del té verde. Use el té verde y las proteínas de la soja por separado con al menos 3 horas de diferencia para evitar esta interacción.

¿Hay alguna interacción con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Por qué otros nombres se conoce el producto?

Cosse de Soja, Cosse de Soya, Daidzein, Daidzéine, Dolichos soja, Edamame, Estrogène Végétal, Fermented Soy, Fève de Soja, Fève de Soya, Fibre de Soja, Fibre de Soya, Frijol de Soya, Genestein, Genistein, Génistéine, Glycine gracilis, Glycine hispida, Glycine max, Glycine soja, Haba Soya, Haricot de Soja, Haricot de Soya, Hydrolyzed Soy Protein, Isoflavone, Isoflavone de Soja, Isoflavone de Soya, Isolated Soy Protein, Isolated Soybean Protein, Lait de Soja, Lait de Soya, Legume, Miso, Natto, Phaseolus max, Phytoestrogen, Phyto-œstrogène, Plant Estrogen, Protéine de Haricot de Soja Isolée, Protéine de Haricot de Soya Isolée, Protéine de Soja, Protéine de Soya, Protéine de Soja Isolée, Protéine de Soya Isolée, Shoyu, Soja, Soja hispida, Soja max, Sojabohne, Soy Bean, Soy Fiber, Soy Germ, Soy Isoflavone, Soy Isoflavones, Soy Milk, Soy Polysaccharide, Soy Protein, Soy Protein Isolate, Soya, Soya Bean, Soja Fermenté, Soya Fermenté, Soybean, Soybean Curd, Soybean Isoflavone, Soybean Isoflavones, Tempeh, Texturized Vegetable Protein, Tofu, Touchi.

Natural Medicines no asume ninguna responsabilidad por posibles problemas médicos que puedan ocurrir como consecuencia del uso de cualquier producto médico. Se ha hecho todo lo posible para asegurarse de que al momento de su publicación, esta guía contenga la información correcta. Se advierte a los consumidores y profesionales médicos que consultan esta guía, que cualquier decisión ya sea médica o relacionada con el uso de algún producto es responsabilidad exclusiva del consumidor y/o del profesional de la salud. Un Contrato Legal de Licencia establece limitaciones para la descarga, almacenamiento y reproducción del contenido de esta Base de Datos. Excepto por las posibles excepciones estipuladas en su Contrato de Licencia, no se permite la reproducción de esta monografía o de cualquier contenido de esta Base de Datos sin el permiso por escrito del editor. Es ilegal descargar, almacenar o distribuir el contenido de este sitio.

Para obtener la información completa de esta y todos los medicamentos naturales, los profesionales de la salud deben consultar la Versión Profesional de Natural Medicines, la que tiene todas las referencias y es actualizada a diario

© Copyright 1995-2021. Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural Medicines, Carta del profesional de la salud y Carta del farmacéutico. Todos los derechos reservados.