Coenzima Q-10

Print

¿Qué es?

La coenzima Q10 es una sustancia parecida a una vitamina que se encuentra presente en todo el cuerpo, pero especialmente en el corazón, hígado, riñones, y páncreas. Se come en pequeñas cantidades en carnes y mariscos. La coenzima Q10 se puede también producir en el laboratorio.

La coenzima Q10 es más comúnmente usado para tratar las afecciones cardíacas, como la insuficiencia cardiaca y la acumulación de líquido en el cuerpo (insuficiencia cardíaca congestiva o insuficiencia o ICC), el dolor de pecho (angina de pecho) y la presión arterial alta. También se usa para prevenir la cefalea migrañosa, la enfermedad Parkinson y muchas otras condiciones.

La coenzima Q10 fue identificada por primera vez en 1957. El “Q10” se refiere a la composición química de la sustancia.

¿Es Eficaz?

Natural Medicines (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Probablemente Eficaz para…

  •   Deficiencia de coenzima Q10. La ingesta de coenzima Q10 parece mejorar los síntomas de carencia de coenzima Q10. Esta es una enfermedad poco común. Los síntomas incluyen debilidad, fatiga y convulsiones.
  •   Un grupo de trastornos que muy a menudo causa debilidad muscular (miopatías mitocondriales). La ingesta de coenzima Q10 parece mejorar los síntomas de miopatías mitocondriales. Sin embargo, la mejoría de los síntomas es lenta. Algunas personas tienen que tomar coenzima Q10 por 6 meses para obtener el máximo beneficio.

Posiblemente Eficaz para…

  •   Insuficiencia cardiaca y acumulación de líquidos en el cuerpo (insuficiencia cardiaca congestiva; ICC). La investigación preliminar descubrió que la insuficiencia cardiaca podría estar vinculada con los bajos niveles de coenzima Q10. Cierta investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 podría ayudar a reducir ciertos síntomas de insuficiencia cardiaca. La coenzima Q10 podría también reducir las probabilidades de muerte o internación por insuficiencia cardiaca.
  •   Dolor nervioso en personas con diabetes (neuropatía diabética). La investigación muestra que la ingesta de coenzima de Q10 mejora el daño nervioso y el dolor nervioso en personas con daño nervioso causado por la diabetes.
  •   Fibromialgia. Cierta investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 reduce el dolor, la sensibilidad, la fatiga y los problemas de sueño en personas con fibromialgia.
  •   Daño tisular causado cuando hay poco flujo sanguíneo y luego hay retorno sanguíneo (lesión por isquemia reperfusión). La disminución del flujo sanguíneo durante la cirugía cardiaca o de vasos sanguíneos puede impedir la llegada de oxígeno al tejido. Cuando regresa el flujo sanguíneo al tejido, este puede estar dañado. Existe cierta evidencia que la ingesta de coenzima Q10 durante, al menos, una semana antes de la cirugía de bypass cardíaco o cirugía de vasos sanguíneos podrían ayudar a reducir el daño al tejido. Sin embargo, no toda la investigación sostiene este hallazgo.
  •   Migrañas. La ingesta de coenzima Q10 parece ayudar a prevenir las migrañas. La investigación muestra que puede disminuir la frecuencia de las cefaleas en aproximadamente un 30 % y el número de días con náuseas relacionadas con las cefaleas en aproximadamente un 45 % en adultos. Más de la mitad de los pacientes que ingieren coenzima Q10 experimentan una disminución del 50 % en el número de cefaleas diarias por mes. La ingesta de coenzima Q10 también parece disminuir la frecuencia de la migraña en niños con bajos niveles de coenzima Q10. Puede llevar 3 meses de tratamiento para observar una mejoría significativa.
  •   Esclerosis múltiple (EM). La ingesta de coenzima Q10 parece reducir el cansancio y el bajo estado de ánimo en personas con EM.
  •   Un grupo de trastornos hereditarios que causa debilidad muscular o pérdida de masa muscular (distrofia muscular). La ingesta de coenzima Q10 parece mejorar el rendimiento físico en ciertas personas con distrofia muscular.
  •   Infarto de miocardio. Cuando se empieza a suministrar dentro de las 72 h después de un ataque cardiaco y se toma por 1 año, al parecer la coenzima Q10 parece disminuir el riesgo de algún evento cardiaco, incluido otro ataque cardiaco.
  •   Una enfermedad que causa erecciones dolorosas con curvatura del pene (Enfermedad de Peyronie). La investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 mejora la función eréctil en hombres con erecciones dolorosas.

Posiblemente Ineficaz para…

  •   Enfermedad de Alzheimer. La ingesta de coenzima Q10 no parece mejorar la función mental en personas con enfermedad de Alzheimer.
  •   Enfermedad de Lou Gehrid (esclerosis lateral amiotrófica; ELA). La investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 no disminuye el progreso de la ELA.
  •   Fatiga en personas tratadas con antineoplásicos. La ingesta de coenzima Q10 que están siendo tratadas por cáncer de mama.
  •   Diabetes. La investigación ha descubierto que ingesta de coenzima Q10 no disminuye los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 1 o tipo 2.
  •   Síntomas como debilidad muscular y fatiga que afectan a los sobrevivientes de la poliomielitis. La investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 no mejora la fuerza muscular, la función muscular ni disminuye el cansancio en sobrevivientes de la poliomielitis.

Probablemente Ineficaz para…

  •   Rendimiento atlético. La ingesta de coenzima Q10, sola o con otros ingredientes, no parece mejorar el rendimiento físico en ciertas atletas y no atletas.
  •   Un trastorno cerebral hereditario que afecta el movimiento, las emociones y el pensamiento (enfermedad de Huntington). Un estudio de investigación extensivo muestra que la investigación de coenzima Q10 en grandes dosis (2.4 gramos/día) durante un máximo de 5 años no detiene el empeoramiento de los síntomas de la enfermedad de Huntington.

Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación para…

  •   Dolor de pecho (angina de pecho). Cierta investigación preliminar muestra que la ingesta de coenzima Q10 podría reducir el dolor en el pecho y mejorar la capacidad física en personas con dolor de pecho.
  •   Lesión cardíaca causada por antineoplásicos (cardiotoxicidad por antraciclinas). La investigación preliminar muestra que la ingesta de coenzima Q10 podría proteger el corazón en niños de 3-12 años tratados con un tipo de medicamentos llamados antraciclinas. Sin embargo, son inconsistentes los resultados de grandes estudios realizados.
  •   Autismo. La investigación preliminar muestra que una forma específica de coenzima Q10 llamada ubiquinol disminuye los síntomas del autismo en pacientes de 3-6 años, según la información brindada por padres. Se necesitan más estudios clínicos más exhaustivos y de alta calidad para confirmar estos resultados.
  •   Trastorno bipolar. La investigación preliminar muestra que la ingesta de coenzima Q10 mejora los síntomas de depresión en personas mayores de 55 años con trastorno.
  •   Cáncer de mama. Cierta investigación realizadas en mujeres chinas sugiere que tener bajos niveles de coenzima Q10 en la sangre está vinculada con un riesgo de cáncer de mama.
  •   Cáncer. Los bajos niveles de coenzima Q10 parecen estar vinculados con un aumento del riesgo del cáncer. La investigación sugiere que la ingesta de coenzima Q10 junto con otros antioxidantes aumenta el tiempo de supervivencia en un 40 % en pacientes con cáncer terminal. Se necesitan más estudios clínicos de alta calidad para confirmar estos resultados.
  •   Daño cerebral que afecta el movimiento muscular (ataxia cerebelosa). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de coenzima Q10 puede mejorar la postura y la función muscular en personas con ataxia cerebelosa y disminuir los niveles de coenzima Q10. Sin embargo, no parece beneficiar a las personas con niveles normales de coenzima Q10.
  •   Una enfermedad pulmonar que dificulta la respiración (enfermedad pulmonar obstructiva crónica; EPOC). La investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 no mejora la fuerza muscular o la función muscular en personas con síndrome de la pospoliomielitis.
  •   Un trastorno que causa episodios repetidos de náuseas y vómitos (síndrome del vómito cíclico; CVC). Cierta investigación preliminar sugiere que el tomar coenzima Q10 podría funcionar tan bien como los medicamentos de venta con receta usados para tratar el síndrome de los vómitos cíclicos. Debilidad y agrandamiento del músculo cardíaco (cardiomiopatía dilatada). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de coenzima Q10 mejora la función cardiaca en niños y adolescentes con cardiomiopatía dilatada.
  •   Sequedad de la boca. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de una forma alterada de coenzima Q10 llamada ubiquinol mejora el síntoma de sequedad en la boca.
  •   Pérdida de la audición. Cierta investigación sugiere que la ingesta de coenzima Q10 puede mejorar la audición en ciertas personas con pérdida de la audición relacionada con la edad. Sin embargo, la combinación de coenzima Q10 con tratamientos de esteroides convencionales no mejora la audición en las personas con sordera repentina. Además, no parece mejorar la audición en personas con pérdida de la audición inducida por el ruido.
  •   Hinchazón (inflamación) del hígado causado por el virus de la hepatitis C (hepatitis C). La investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 no mejora la función hepática en personas con hepatitis C que no responden a un tratamiento convencional.
  •   Altos niveles de colesterol u otras grasas (lípidos) en la sangre (hiperlipidemia). No está claro si la coenzima Q10 reduce los niveles de colesterol. Un estudio muestra que podría disminuir levemente los triglicéridos y el colesterol LDL (o colesterol «malo»). Otros estudios no muestran que la coenzima Q10 ofrezca ningún beneficio en la disminución de los niveles de colesterol total o LDL ni en el aumento de los niveles del colesterol HDL (o colesterol «bueno»). Podría llevar al menos 3 meses ver cualquier beneficio.
  •   Presión arterial alta. Cierta investigación muestra que la ingesta de coenzima de Q10 sola o junto con otros medicamentos para tratar la presión arterial alta ayuda a disminuir la presión arterial en personas con presión arterial alta. No obstante, no toda la investigación muestra este beneficio. La coenzima Q10 podría también ser beneficiosa en personas con presión arterial alta y diabetes, y bajos niveles de coenzima Q10 antes del tratamiento. La ingesta diaria de coenzima Q10 parece disminuir la presión arterial sistólica (el número más alto) en ciertas personas con presión arterial sistólica alta pero con presión arterial diastólica normal (el número más bajo).
  •   Debilidad y engrosamiento del corazón (cardiomiopatía hipertrófica). La ingesta de coenzima Q-10 parece disminuir el grosor de las paredes del corazón y disminuir los síntomas de falta de aire y fatiga en personas con cardiomiopatía amiotrófica.
  •   Incapacidad para quedar embarazada dentro del año del intento de la concepción (infertilidad). Aunque la coenzima Q10 podría aumentar la probabilidad de quedar embarazada, no debería causar aborto espontáneo ni elevar la posibilidad de un embarazo satisfactorio en las mujeres con esta condición.
  •   Insuficiencia renal. Cierta investigación preliminar sugiere que la ingesta de coenzima Q10 mejora la función renal en personas con la enfermedad renal en etapa terminal. Sin embargo, otra investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 no mejora la función renal.
  •   Condiciones en el hombre que le impiden embarazar a una mujer dentro del año del intento de concepción (infertilidad masculina). Existe cierta evidencia preliminar de que la ingesta de coenzima Q10 o una forma alterada de coenzima Q10 llamada ubiquinol puede mejorar el movimiento y la densidad del esperma en hombres con ciertos tipos de Infertilidad. Parece que estos beneficios requieren al menos 6 meses de tratamiento. Sin embargo, estas mejoras no podrían aumentar la tasa de embarazo.
  •   Una forma hereditaria de diabetes vinculada con la sordera. La investigación preliminar sugiere la ingesta de coenzima Q10 podría prevenir el avance de una forma rara de diabetes que normalmente se hereda de la madre.
  •   Acumulación de grasa en el hígado en personas que beben poco o nada de alcohol (enfermedad del hígado graso no alcohólica; EHGNA). La investigación preliminar muestra que la ingesta de Q10 puede mejorar los marcadores de la lesión hepática y de la gravedad de la enfermedad en personas con EHGNA.
  •   Enfermedad de Parkinson. Cierta investigación muestra que la ingesta de coenzima Q10 sola o junto con otros suplementos podría el deterioro mental en personas con enfermedad de Parkinson en etapa inicial. Al menos 16 meses de tratamiento y dosis mayores a 600 mg/día parecen ser necesarios para lograr estos beneficios. Sin embargo, no toda la información es positiva. Cierta investigación muestra que la coenzima Q10 no beneficia a las personas con enfermedad de Parkinson en etapa inicial o media.
  •   Una enfermedad grave en las encías (periodontitis). La aplicación de coenzima Q10 en las encías no es efectiva para el tratamiento de una enfermedad de las encías. Sin embargo, existe cierta evidencia de que la ingesta de coenzima Q10 podría ser beneficiosa para el tratamiento de las encías.
  •   Un trastorno hormonal que causa agrandamiento de los ovarios con quistes (síndrome de ovario poliquístico; SOP). La investigación preliminar muestra que la ingesta de coenzima Q10 puede disminuir la caída del cabello y el acné en mujeres con SOP. Podría también disminuir los niveles de azúcar en la sangre y de colesterol.
  •   Un trastorno hereditario raro que causa obesidad, baja estatura y problemas de aprendizaje (síndrome de Prader-Willi o PWS). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de coenzima Q10 podría mejorar el desarrollo mental y físico en niños con PWS. Sin embargo, no está claro si estas mejorías se deben a la coenzima Q10 o a un fenómeno de la edad.
  •   Una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y proteína en la orina (preeclampsia). La preeclampsia es una condición que desarrollan algunas mujeres durante el embarazo. Cierta investigación muestra que las mujeres en riesgo presentan un menor riesgo de desarrollar esta condición si ingieren coenzima Q10 desde la semana 20 del embarazo hasta el parto.
  •   Infección en la sangre (septicemia). Cierta investigación preliminar muestra que la ingesta de coenzima Q10 podría prevenir la muerte en personas con infecciones de la sangre. Aunque otra investigación muestra que la ingesta de una forma de coenzima Q10 llamada ubiquinol no parece prevenir la muerte. La coenzima Q10 no parece reducir el tiempo de permanencia en el hospital por infección en la sangre.
  •   Dolor muscular causado por los medicamentos estatinas (mialgia inducida por estatinas). Las estatinas, una clase de medicamentos usados para bajar el nivel de colesterol, pueden a veces producir dolor muscular. Existe cierta evidencia de que la ingesta de coenzima Q-10 podría disminuir este dolor. Pero no toda la investigación concuerda.
  •   Dolor muscular causado por los medicamentos estatinas (miopatía inducida por estatinas). Las estatinas, una clase de medicamentos usados para bajar el nivel de colesterol, pueden a veces producir debilidad muscular. Existe cierta evidencia de que la ingesta de coenzima Q-10 podría disminuir este dolor. Pero no toda la investigación concuerda.
  •   Arrugas en la piel por lesiones del sol. La evidencia preliminar sugiere que la aplicación de crema a base de coenzima Q10 en la piel disminuye las arrugas.
  •   Una enfermedad ocular que causa pérdida de visión en los ancianos (degeneración macular por la edad; DME).
  •   Envejecimiento.
  •   Una enfermedad hereditaria de los nervios y los músculos (ataxia de Friedreich).
  •   Asma.
  •   Cataratas.
  •   Síndrome de fatiga crónica (SFC).
  •   Prolongación de la vida.
  •   Sequedad en los ojos.
  •   Cardiopatías.
  •   Lesión renal en personas con diabetes (nefropatía diabética).
  •   Otras condiciones.

Se necesitan más pruebas para poder aprobar a la coenzima Q10 para estos usos.

¿Cómo funciona?

La coenzima Q10 es una importante sustancia, tipo vitamina, requerida para el funcionamiento normal de muchos órganos, y reacciones químicas en el cuerpo. Ayuda a proveer energía a las células. La coenzima Q10 también parece tener actividad antioxidante. Las personas con ciertas enfermedades, tales como insuficiencia cardiaca congestiva, presión arterial alta, enfermedad periodontal, enfermedad de Parkinson, infección de la sangre, algunas enfermedades musculares y el SIDA, podrían tener niveles más bajos de coenzima Q10.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Ingerido por boca: La coenzima Q10 ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de los adultos. A pesar de que la mayoría de las personas tolera bien la coenzima Q10, podría producir algunos efectos secundarios leves que incluyen malestar estomacal, pérdida de apetito, nausea, vómitos, y diarrea. En algunas personas puede producir erupciones alérgicas en la piel. También podría bajar la presión arterial, de manera de que si tiene presión arterial muy baja debe controlar cuidadosamente la presión arterial. Los efectos secundarios se pueden disminuir si se toma la dosis total diaria dividida en 2 o 3 dosis en vez de una alta dosis una vez al día.

Aplicado en la piel: La coenzima Q10 ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de los adultos cuando se aplica directamente en la piel.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La coenzima Q10 es POSIBLEMENTE SEGURA cuando se lo ingiere de manera apropiada durante el embarazo. La coenzima Q10 se ha usado de manera segura dos veces al día comenzando 20 semanas antes del parto. No se tiene suficiente información sobre el uso de la coenzima Q10 durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Niños: La coenzima Q10 ES POSIBLEMENTE SEGURA en los niños cuando se ingiere. No obstante, no se debe usar la coenzima Q10 en niños sin la supervisión de un médico.

¿Hay alguna interacción con medicamentos?
Medicamentos para el cáncer (agentes alcalinos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La coenzima Q-10 es un antioxidante. Hay un poco de preocupación de que los antioxidantes podrían disminuir la eficacia de algunos medicamentos que se usan para el cáncer. Pero es demasiado pronto para saber si existe interacción. Ciertos medicamentos para el cáncer incluyen busulfán, carboplatina, cisplatina, ciclofosfamida (Cytoxan), dacarbazina, tiotepa, entre otros.

 

Medicamentos para la presión arterial alta (Fármacos antihipertensivos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La coenzima Q-10 parece disminuir la presión arterial. El tomar coenzima Q-10 junto con medicamentos para la presión arterial alta podría bajar demasiado su presión arterial.

Algunos medicamentos para la presión arterial alta incluyen captopril (Capoten), enalaprila (Vasotec), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), Amlodipina (Norvasc), hydroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros.

 

Warfarina (Coumadin)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea mientras que la coenzima Q-10 podría acelerar la coagulación sanguínea. Al ayudar a la coagulación de la sangre, la coenzima Q-10 podría disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin) y aumentar el riesgo de producir coágulos que pueden ser peligrosos. Asegúrese de controlar su sangre regularmente. La dosis de warfarina (Coumadin) podría necesitar ser cambiada.

¿Hay alguna interacción con hierbas y suplementos?
Ácidos grasos omega 3

La combinación de coenzima Q-10 con ácidos grasos omega 3 puede disminuir los niveles de coenzima Q-10. En teoría podría disminuir los efectos de la coenzima Q-10.

 

Arroz de levadura roja

El arroz de levadura roja podría reducir los niveles de coenzima Q-10 en el cuerpo.

 

Betacaroteno

La coenzima Q-10 puede aumentar los niveles de betacaroteno en la sangre. En teoría, esto podría mejorar los efectos y los efectos secundarios del betacaroteno.

 

Goma arábiga

La ingesta de coenzima Q-10 con goma arábiga parece mejorar la manera en que el cuerpo la absorbe. En teoría, esto podría aumentar los efectos y los efectos secundarios de la coenzima Q-10.

 

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

La coenzima Q-10 podría disminuir la presión arterial. La combinación de coenzima Q-10 con otras hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial podría causar una marcada disminución de la presión arterial. Algunos de estas hierbas y suplementos incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, aceite de pescado, L-arginina, lisina, ortiga brava, teanina y otros.

 

Vitamina K

La coenzima Q-10 puede mostrar efectos en el cuerpo parecidos a la vitamina K, incluidos la inhibición de los efectos coagulantes en medicamentos como la warfarina. La ingesta de la coenzima Q-10 con vitamina K podría causar efectos aditivos y aumentar el riesgo de coagulación sanguínea en personas que ingieren anticoagulantes.

¿Hay alguna interacción con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Por qué otros nombres se conoce el producto?

Co Q10, Co Q-10, Co-Enzyme 10, Coenzyme Q 10, Coenzyme Q10, Co-Enzyme Q10, Co-Enzyme Q-10, Co-Q 10, CoQ10, Co-Q10, CoQ-10, Ubidcarenone, Ubidécarénone, Ubiquinone-10.

 

Natural Medicines no asume ninguna responsabilidad por posibles problemas médicos que puedan ocurrir como consecuencia del uso de cualquier producto médico. Se ha hecho todo lo posible para asegurarse de que al momento de su publicación, esta guía contenga la información correcta. Se advierte a los consumidores y profesionales médicos que consultan esta guía, que cualquier decisión ya sea médica o relacionada con el uso de algún producto es responsabilidad exclusiva del consumidor y/o del profesional de la salud. Un Contrato Legal de Licencia establece limitaciones para la descarga, almacenamiento y reproducción del contenido de esta Base de Datos. Excepto por las posibles excepciones estipuladas en su Contrato de Licencia, no se permite la reproducción de esta monografía o de cualquier contenido de esta Base de Datos sin el permiso por escrito del editor. Es ilegal descargar, almacenar o distribuir el contenido de este sitio.

Para obtener la información completa de esta y todos los medicamentos naturales, los profesionales de la salud deben consultar la Versión Profesional de Natural Medicines, la que tiene todas las referencias y es actualizada a diario

© Copyright 1995-2021. Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural MedicinesCarta del profesional de la salud y Carta del farmacéutico. Todos los derechos reservados.