Vitamina C

Print

¿Qué es?

La vitamina C es una vitamina. Algunos animales pueden hacer su propia vitamina C, pero la gente debe obtener esta vitamina de los alimentos y otras fuentes. Las frutas frescas, especialmente las frutas cítricas, y las verduras son una buena fuente de vitamina C. La vitamina C se puede hacer también en el laboratorio.

La mayoría de los expertos recomiendan obtener la vitamina C de una dieta rica en frutas y verduras en lugar de tomar suplementos. El jugo de naranja recién exprimido o el concentrado congelado fresco son buenas fuentes.

Históricamente, se usó la vitamina C para la prevención y el tratamiento del escorbuto. En la actualidad, la vitamina C se usa comúnmente para la prevención y el tratamiento del resfrío común.

Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19): Algunos especialistas sugieren tomar 200 mg de vitamina C por día para prevenir el COVID-19 o 1-2 gramos por día para tratar el COVID-19. Aunque estas dosis de vitamina C son probablemente seguras, no existe buena información que muestre algún beneficio para el COVID-19. Además, las dosis mayores a 8 g por día no parecen aportar ningún beneficio. Si decide consumir vitamina C para tratar el COVID-19, asegúrese de tener un estilo de vida saludable y de seguir métodos de prevención aprobados.

¿Es Eficaz?

Natural Medicines (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

 

Eficaz para…

  •   Carencia de vitamina C. La ingesta o inyección de vitamina C previene y trata la carencia de vitamina C, incluido el escorbuto. Además, la ingesta de vitamina C puede reducir los problemas asociados con el escorbuto.

Posiblemente Eficaz para…

  •   Bajos niveles de glóbulos rojos en las personas con una enfermedad prolongada (anemia por enfermedad crónica). La ingesta de suplementos de vitamina C podría ayudar a manejar la anemia en las personas sometidas a diálisis.
  •   Frecuencia cardíaca irregular (fibrilación auricular). La ingesta de vitamina C unos pocos días antes y después de la cirugía ayuda a prevenir la frecuencia cardiaca irregular después de una cirugía.
  •   Vaciamiento del colon antes de una colonoscopia. Antes de someterse a una colonoscopia, la persona debe asegurarse de vaciar el colon. Este vaciamiento se denomina preparación de los intestinos. Ciertas preparaciones de los intestinos incluyen la ingesta de 4 litros de líquidos recetados. Si la vitamina está incluida en los líquidos recetados, la persona necesitará tomar 2 litros de agua. Esto hace que la persona se comprometa más con el procedimiento de vaciamiento. Además, son pocos los efectos secundarios. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA), aprobó un líquido específico recetado que contiene vitamina C (MoviPrep, Salix Pharmaceuticals, Inc.) para la preparación de los intestinos.
  •   Resfrío común. Es contradictoria la evidencia sobre la efectividad de la vitamina C para tratar el resfrío común. Sin embargo, la mayoría de la investigación muestra que la ingesta de 1-3 gramos de vitamina C podría acortar la duración del resfrío en 1-1.5 días. La ingesta de vitamina C no parece prevenir los resfríos.
  •   Dolor en las extremidades que usualmente ocurre después de una lesión (síndrome de dolor regional complejo). La ingesta de vitamina C después de una cirugía o una lesión en el brazo o en la pierna parece prevenir el desarrollo del síndrome del dolor regional complejo.
  •   Enrojecimiento de la piel causado por lesión o irritación (eritema). El uso de una crea que contiene vitamina C podría disminuir el enrojecimiento de la piel después de un rejuvenecimiento facial y de la eliminación de las arrugas.
  •   Infecciones respiratorias causadas por el ejercicio físico. El uso de vitamina C antes del ejercicio físico intenso, como correr una maratón o hacer entrenamiento militar, podría prevenir las infecciones de las vías respiratorias superiores que pueden ocurrir después del ejercicio físico intenso.
  •   Colesterol alto. La ingesta de vitamina C podría disminuir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL o “malo”) en personas con colesterol alto.
  •   Presión arterial alta. La ingesta de vitamina C junto con medicamentos que podrían ayudar a disminuir la presión arterial ayuda a disminuir muy poco la presión arterial sistólica (el número más alto en la lectura de la presión arterial). No obstante, no parece disminuir la presión diastólica (el número más bajo).
  •   Saturnismo. El consumo de vitamina C parece reducir los niveles de plomo en la sangre.
  •   Disminución de los beneficios de la terapia de nitrato que ocurre cuando los nitratos se usan todos los días (tolerancia al nitrato). En algunas personas que ingieren medicinas para el dolor de pecho, el cuerpo desarrolla tolerancia y las medicinas dejan de funcionar bien. La ingesta de vitamina C parece ayudar a que estas medicinas, como la nitroglicerina, funcionen por más tiempo.
  •   Dolor posquirúrgico. La ingesta de 2 gramos de vitamina C una hora antes de una cirugía podría disminuir el dolor y el uso de analgésicos después de la cirugía. La administración de 3 gramos de vitamina C por VI durante los primeros 30 minutos posteriores a la cirugía también podrían ayudar a disminuir el dolor. La ingesta de dosis bajas de vitamina C durante 6 semanas posteriores a la cirugía parece disminuir el dolor y el uso de los analgésicos de venta libre.
  •   Arrugas en la piel. Las cremas que contienen vitamina C parece mejorar la apariencia de las arrugas. Un parche de vitamina C también parece ayudar a reducir las arrrugas.

Posiblemente Ineficaz para…

  •   Hinchazón breve (inflamación) de las vías respiratorias en los pulmones (bronquitis aguda). La ingesta de vitamina C no parece tener efectos sobre la bronquitis.
  •   Asma. Ciertas personas con asma tienen niveles de vitamina C más bajos en la sangre. Pero la ingesta de vitamina C no parece disminuir las probabilidades de contraer asma o de disminuir los síntomas del asma en personas que ya tuvieron asma.
  •   Endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis). La ingesta altas dosis de vitamina C en la dieta no está vinculada con una disminución del riesgo de ateroesclerosis. Además, la ingesta de suplementos de vitamina C no parece prevenir el empeoramiento de la ateroesclerosis en la mayoría de las personas con esta condición.
  •   Cáncer de vejiga. La ingesta de suplementos de vitamina C no parece prevenir el cáncer de vejiga o disminuir las muertes relacionadas por cáncer de vejiga en hombres.
  •   Cardiopatías. Es controvertida la investigación sobre el uso de la vitamina C para la cardiopatía. Sin embargo, la prueba más evidente sugiere que la vitamina C no parece prevenir la cardiopatía ni reducir la muerte por cardiopatía.
  •   Cáncer colorrectal. La ingesta de altas dosis de vitamina C de los alimentos o los suplementos no está vinculada con una disminución del riesgo de cáncer colorrectal.
  •   Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19). Una dosis alta de vitamina C no parece acelerar la recuperación de la COVID-19 en las personas que han sido hospitalizadas.
  •   Muerte del feto y nacimiento prematuro. La ingesta de vitamina C, sola o con otros suplementos, no previene la muerte de feto o del bebé prematuro.
  •   Fracturas. La ingesta de vitamina C no parece mejorar la función, los síntomas, o la tasa de cicatrización en personas con fractura de muñeca.
  •   Una infección de las vías digestivas que puede conducir a úlceras (Helicobacter pylori o H. pylori). La ingesta de vitamina C junto con medicamentos usados para tratar la infección por H. pylori no parece eliminar el H. pylori e mayor medida que la ingesta del medicamento solo.
  •   Un grupo de trastornos hereditarios que conducen a debilidad y endurecimiento en los brazos y las piernas. La ingesta de vitamina C durante 1-2 años no parece prevenir el daño nervioso en personas con trastornos hereditarios que causan debilidad y endurecimiento musculares en los brazos y las piernas.
  •   Lesión ocular en personas que ingieren interferonas (retinpatía por interferona). La ingesta de vitamina C no parece prevenir el daño ocular en personas que reciben el tratamiento con interferona para tratar la enfermedad hepática.
  •   Cáncer de los glóbulos blancos (leucemia). La ingesta de vitamina C no parece prevenir la leucemia o la muerte causada por la leucemia en hombres.
  •   Bebés nacidos con un peso menor a 2.5 kg (5 libras y 8 onzas). La ingesta de vitamina C, sola o con suplementos, no disminuye la probabilidad de tener un bebé con bajo peso al nacer.
  •   Cáncer de pulmón. La ingesta de vitamina C, sola o con vitamina E, no parece prevenir el cáncer de pulmón o la muerte causada por el cáncer de pulmón.
  •   El cáncer de piel más grave (melanoma). La ingesta de vitamina C, sola o con vitamina E, no parece prevenir el melanoma o la muerte por melanoma.
  •   Aborto espontáneo. La ingesta de vitamina C, sola o con vitamina E, no previene el aborto espontáneo.
  •   Muerte por causa desconocida. Los altos niveles de vitamina C en la sangre fueron vinculados con una disminución en el riesgo de muerte por cualquier causa. No obstante, la ingesta de suplementos de vitamina C junto con otros antioxidantes no parece prevenir la muerte.
  •   Cáncer de páncreas. La ingesta de vitamina C junto con betacaroteno y vitamina E no parece prevenir el cáncer de páncreas.
  •   Una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y proteína en la orina (preeclampsia). La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de vitamina C y vitamina E no previene el riesgo de desarrollar hipertensión arterial durante el embarazo.
  •   Nacimiento prematuro. La ingesta de suplementos de vitamina C no parecen prevenir el cáncer de próstata.
  •   Cáncer de próstata. La ingesta de suplementos de vitamina C no parecen prevenir el cáncer de próstata.
  •   Lesión de la piel causada por la radioterapia (dermatitis por radiación). La aplicación sobre la piel de una solución con vitamina C no previene los problemas en la piel causados por los tratamientos por radiación.
  •   Infección en la sangre (septicemia). La investigación de alta calidad muestra que la administración de vitamina C por VI con o sin tiamina no reduce el riesgo de muerte ni la necesidad de un tratamiento complementario en personas con septicemia.
  •   Bebés con bajo peso al nacer, por debajo del percentil 10. La ingesta de vitamina C, sola o con otros suplementos, no reduce la probabilidad de dar a luz a un bebé con un peso al nacer por debajo del percentilo 10.
  •   Un bebé con bajo peso al nacer. La ingesta de vitamina C, sola o con suplementos, no disminuye la probabilidad de tener un bebé con bajo peso al nacer.

Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación para…

  •   Proteína en la orina (albuminuria). La ingesta de vitamina C más vitamina E podría disminuir los niveles de proteína en la orina en personas con diabetes.
  •   Rinitis alérgica. El uso de un aerosol nasal que contiene vitamina C parece mejorar los síntomas nasales en personas con alergias que duran un año. La ingesta de vitamina C podría bloquear la histamina en personas con alergia estacionales. Sin embargo, los resultados son mixtos.
  •   Enfermedad de Alzheimer. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos está vinculada con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  •   Enfermedad de Lou Gehrig (Esclerosis lateral amiotrófica o ELA). La ingesta de altas dosis de vitamina C de los alimentos o los suplementos no está vinculada con una disminución del riesgo de ELA.
  •   Lesión en el estómago causada por la aspirina. Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina C podría prevenir la lesión estomacal causada por la aspirina. No obstante, la investigación no muestra resultados.
  •   Rendimiento atlético. La ingesta de suplementos de vitamina C podría mejorar el ingreso de oxígeno durante el ejercicio físico en los adolescentes hombres.
  •   Propensión a las alergias y reacciones alérgicas (enfermedad atópica). La ingesta de altas dosis de vitamina C no está vinculada con una disminución del riesgo de eccema, sibilancia, alergia alimenticia u otra sensibilidad alérgica.
  •   Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA). La ingesta de dosis de vitaminas, incluidas vitamina C, no parece disminuir los síntomas del THDA.
  •   Autismo. La investigación muestra que la ingesta de vitamina C podría disminuye la gravedad de los síntomas de autismo en algunos niños.
  •   Tumor cerebral. El aumento de la ingesta de vitamina C ha sido vinculado a un 14 % de disminución del riesgo de un tipo de cáncer de cerebro llamado glioma.
  •   Cáncer de mama. Es demasiado pronto para saber si una alta ingesta de vitamina C de los alimentos ayuda a prevenir el desarrollo del cáncer de mama. No obstante, una ingesta más alta de vitamina C de los alimentos parece estar vinculada con una disminución del riesgo de muerte en personas a quienes les han diagnosticado cáncer de mama. Además, la ingesta de suplementos de vitamina C después haberles diagnosticado cáncer de mama parece ayudar a disminuir el riesgo de muerte por cáncer de mama.
  •   Quemaduras. La investigación sugiere que la administración de una infusión con vitamina C dentro de las primeras 24 h de haber sufrido una quemadura grave podría disminuir la inflamación de la herida. Podría reducir el riesgo de muerte estando hospitalizado.
  •   Cáncer. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos está vinculada con una disminución del riesgo de desarrollar cáncer de mama. La ingesta de suplementos de vitamina C no parece prevenir el cáncer. En personas a quienes le han diagnosticado cáncer avanzado, la ingesta de altas dosis (10 gramos) de vitamina C no parece mejorar la supervivencia o prevenir el empeoramiento del cáncer. No obstante, las altas dosis de vitamina C podrían aumentar la supervivencia cuando se administran por vía intravenosa.
  •   Cataratas. Cataratas. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos está vinculada con una disminución del riesgo de desarrollar cataratas. La investigación preliminar muestra que las personas que ingieren suplementos que contienen vitamina C durante 10 años tiene un menor riesgo de desarrollar cataratas. No obstante, la ingesta de suplementos que contienen vitamina C por menos de tiempo no parecen ayudar.
  •   Cáncer de cuello uterino. La investigación preliminar sugiere que el aumento de la ingesta de vitamina C reduce el riesgo de cáncer de cuello uterino.
  •   Lesión renal causada por la colistina. La investigación preliminar muestra que la administración de vitamina C por VI no previene la lesión renal causada por la colistina.
  •   Lesión renal causada por tintes de contraste (neuropatía inducida por tintes de contraste). Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina C antes y después de un agente de contraste ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar daño renal. Sin embargo, otra investigación preliminar muestra que no funciona.
  •   Cirugía para mejorar la irrigación de la sangre al corazón (cirugía de derivación aortocoronaria; CDAC). La administración de vitamina C por VI durante una cirugía de derivación aortocoronaria podría mejorar la irrigación de la sangre después de la cirugía. Podría además acortar levemente el tiempo de permanencia en la unidad de cuidados intensivos. Aunque la vitamina C no parece disminuir ciertas complicaciones por la cirugía de corazón.
  •   Placa dental. Masticar goma que contiene vitamina C parece disminuir la placa dental.
  •   Depresión. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina C junto con el antidepresivo fluoxetina reduce los síntomas de la depresión en niños en mejor medida que la fluoxetina sola. No obstante, la ingesta de vitamina C con el antidepresivo citalopram no parece reducir los síntomas de la depresión en adultos, en mejor medida que el citalopram solo.
  •   Diabetes. En teoría, los suplementos de vitamina C podrían afectar el control de los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Pero no toda la investigación concuerda. Además, la ingesta de más vitamina C en la dieta no está vinculada con un menor riesgo de tener diabetes de tipo 2. Aunque la ingesta de más vitamina C está vinculada con un menor riesgo de tener diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional).
  •   Daño al corazón causado por el medicamento doxorubicina. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina C, vitamina E y N-acetil cisteína podría disminuir el daño cardíaco causado por el medicamento doxorubicina.
  •   Sequedad de la boca. La ingesta de vitamina E y vitamina C 2 veces por día parece reducir la sequedad bucal en personas que reciben radioterapia por cáncer de cabeza y cuello.
  •   Cáncer en el recubrimiento del útero (cáncer de endometrio). La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos podría estar vinculada con una disminución del riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. Sin embargo, existen ciertos resultados contradictorios.
  •   Efectos secundarios causados por cierto procedimiento (endoscopia) usado para ver dentro del cuerpo. El uso de un aerosol con 2% de vitamina C parece reducir la irritación y el dolor causado por la endoscopía.
  •   Cáncer de esófago. La ingesta de vitamina C junto con betacaroteno y vitamina E no disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de esófago. Sin embargo, la ingesta de altas dosis de vitamina C en la comida parece estar asociada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de esófago.
  •   Asma causado por el ejercicio físico. No está claro si la ingesta de vitamina C puede prevenir el asma causado por el ejercicio físico.
  •   Daño muscular causado por el ejercicio. La ingesta de vitamina C antes de practicar ciclismo no parece prevenir la lesión muscular.
  •   Enfermedad de la vesícula biliar. La ingesta de vitamina C podría ayudar a prevenir la enfermedad de la vesícula biliar en mujeres y hombres.
  •   Cáncer de estómago. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos no está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de estómago en la mayoría de la investigación. Además, la ingesta de vitamina C junto con otros antioxidantes no parece prevenir el cáncer de estómago. No obstante, la ingesta de vitamina C con suplementos podría prevenir que las ampollas precancerosas en el estómago deriven en cáncer en personas con riesgo elevado. Esto incluye las personas anteriormente tratados por infección por H. pylori.
  •   Hinchazón (inflamación) del estómago (gastritis). Un medicamento usado para tratar la infección por H. pylori, llamado omeprazol, puede empeorar la gastritis. La ingesta de vitamina C junto con este medicamento podría disminuir este efecto secundario.
  •   Gota. Una mayor ingesta de vitamina C está vinculada con un bajo riesgo de tener gota en los hombres. No obstante, la ingesta no ayuda a tratar la gota.
  •   Pérdida de la audición. La investigación preliminar muestra que la vitamina C podría mejorar la audición en perdonas con pérdida de la audición repentina cuando se la usa con una terapia con esteroides.
  •   Complicaciones después de un trasplante de corazón. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina C y vitamina E durante un año después de un trasplante de corazón ayuda a prevenir el endurecimiento de las arterias.
  •   VIH/SIDA. La ingesta de altas o bajas dosis de vitamina C junto con otros antioxidantes no disminuye la cantidad de VIH en la sangre en personas con VIH/SIDA.
  •   Trasmisión de VIH. La ingesta de vitamina C junto con vitamina B y vitamina D durante el embarazo y la lactancia parece disminuir el riesgo de transmitir el VIH a los bebés.
  •   Altos niveles de potasio en la sangre (hiperfosfatemia). Las personas con enfermedad renal sometidas a diálisis a menudo tiene altos niveles de fosfato en la sangre. La administración de vitamina C por VI parece disminuir los niveles de fosfato en estas personas.
  •   Incapacidad para quedar embarazada dentro del año del intento de concepción (infertilidad). La investigación preliminar sugiere que la vitamina C podría reducir la presión arterial y los síntomas durante tiempos de estrés.
  •   Hinchazón (inflamación) y acumulación de grasas en personas que bebe poco o nada de alcohol (esteatohepatitis no alcohólica, EHNA). La ingesta de vitamina C junto con vitamina E podría disminuir cierta cicatrización en personas con un tipo de cierta enfermedad hepática llamada esteatohepatitis no alcohólica. Sin embargo, no parece disminuir la inflamación.
  •   Un cáncer que comienza en los glóbulos blancos (linfoma no-Hodgkin). La ingesta de altas dosis de vitamina C de los alimentos o los suplementos está vinculada con una disminución del riesgo de linfoma no hodgkiniano en mujeres posmenopáusicas.
  •   Cáncer de boca. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos no está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de boca.
  •   Parches blancos dentro de la boca causados generalmente por el cigarrillo (leucoplasia oral). La ingesta de betacaroteno con vitamina C no reduce los parches blancos en la boca ni reduce el cáncer de boca en hombres que fuman.
  •   Artrosis. La ingesta de vitamina C de las fuentes dietarias podría prevenir la pérdida de cartílago y detener la aparición de la artrosis.
  •   Osteoporosis. Cierta investigación muestra que la vitamina C podría mejorar la fuerza ósea. Sin embargo, los altos niveles de vitamina C en la sangre en mujeres posmenopáusicas están vinculados a una menor densidad mineral ósea. Se necesita más información sobre los efectos de la vitamina C para tratar la densidad mineral ósea.
  •   Cáncer de ovario. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos no está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de boca.
  •   Enfermedad de Parkinson. La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos no está vinculada con un menor riesgo de desarrollar enfermedad Parkinson.
  •   Estrechamiento de los vasos sanguíneos que causa mala circulación sanguínea en las extremidades (enfermad arterial periférica). La ingesta elevada de vitamina C de los alimentos no está vinculada con un menor riesgo de desarrollar mala circulación en las mujeres, pero no en los hombres.
  •   Rendimiento físico. Un mayor consumo de vitamina C como parte de la dieta podría mejorar el rendimiento físico y la fuerza muscular en los ancianos. Aunque la ingesta de vitamina C y de vitamina E no mejora a fuerza muscular en mujeres o ancianos que también realizan un programa de entrenamiento de fuerza.
  •   Neumonía. Cierta investigación sugiere que la vitamina C podría disminuir el riesgo de tener neumonía. También podría ayudar a recuperarse de una neumonía más rápidamente. Esto efecto parece mejor en aquellas con bajos niveles de vitamina C antes del tratamiento. No es claro si la vitamina C es beneficiosa en personas con niveles normales de vitamina C.
  •   Recuperación posquirúrgica. Cierta investigación muestra que la administración de vitamina C podría ayudar a los pacientes que tuvieron una cirugía de corazón a recuperarse más rápidamente. Pero no toda la investigación concuerda. Podría también disminuir el riesgo de tener complicaciones, como infección.
  •   Rotura del saco amniótico antes del comienzo del trabajo de parto. La ingesta de vitamina C sola durante el embarazo podría ayudar a prevenir la rotura del saco amniótico antes del comienzo del trabajo de parto. Aunque la ingesta de vitamina C con otros suplementos no parece ayudar a prevenir la rotura del saco amniótico antes del comienzo del trabajo de parto. Sin embargo, la ingesta de vitamina C y vitamina E, comenzando durante el segundo y el tercero trimestre y continuando hasta el parto, podría ayudar a retrasar el parto en las embarazadas que con rotura prematura del saco amniótico.
  •   Úlceras por presión (úlceras por presión). La ingesta de vitamina C con vitamina E comenzando durante el segundo o tercer trimestre y continuando hasta el parto parece ayudar a prevenir la pérdida de líquido amniótico prematura. Sin embargo, cierta información muestra que la ingesta de vitamina C disminuye el tamaño de las úlceras por presión.
  •   Inflamación y lesión rectal por radioterapia. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de vitamina C y vitamina E podría mejorar ciertos síntomas causados por la radioterapia en el recto.
  •   Cáncer de riñón. Una ingesta elevada de vitamina C ha sido vinculada con una disminución del riesgo del 12 % de cáncer de pulmón.
  •   Un trastorno que causa molestia en las piernas y una necesidad irresistible de moverlas (síndrome de las piernas inquietas, SPI). La ingesta de vitamina C sola o en combinación con vitamina E parece disminuir la gravedad del SPI en personas sometidas a hemodiálisis. No obstante, se desconoce si la vitamina C es útil en personas que no se hemodializan.
  •   Estrés. La investigación preliminar sugiere que la vitamina C podría reducir la presión arterial y los síntomas en tiempos de estrés mental.
  •   ACV. La ingesta de altas dosis de vitamina C de los alimentos no está vinculada con una disminución del riesgo de ACV. Sin embargo, existen ciertos resultados contradictorios. La ingesta de suplementos de vitamina C no parece estar vinculada con una disminución del riesgo de ACV.
  •   Una infección grave causada por la bacteria Clostridium bacteria (tétano). La ingesta diaria de vitamina C junto con un tratamiento convencional parece disminuir el riesgo de muerte en niños con tétano.
  •   Infecciones de los riñones, vejiga o uretra (infecciones de las vías urinarias; IVU). La investigación sugiere que la ingesta de vitamina C no previene las IVU en los ancianos.
  •   Demencia causada por la disminución del flujo sanguíneo en el cerebro (demencia vascular). La ingesta más alta de vitamina C y vitamina E de los suplementos no parece estar vinculada con una disminución del riesgo de demencia vascular en los hombres japoneses-americanos.
  •   Una enfermedad ocular que causa pérdida de visión en los ancianos (degeneración macular por la edad; DME).
  •   Caries.
  •   Síndrome de fatiga crónica (SFC).
  •   Quemaduras por el sol.
  •   Cicatrización de las heridas.
  •   Otras condiciones.

Se necesita más evidencia para aprobar la vitamina C para estos usos.

¿Cómo funciona?

La vitamina C es necesaria para el desarrollo y funcionamiento normal de muchas partes del cuerpo. Juega también un papel importante en la mantención del funcionamiento normal del sistema inmunológico.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Ingerido por boca: La vitamina C ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas en las dosis recomendadas. En algunas personas, la vitamina C podría producir náusea, vómitos, acidez estomacal, calambres estomacales, dolor de cabeza y otros efectos secundarios. La probabilidad de tener estos efectos secundarios aumenta la ingesta de vitamina C. Las cantidades mayores a 2000 mg por día NO SON POSIBLEMENTE SEGURAS y podrían producir muchos efectos secundarios. Esto podría incluir cálculos renales y diarrea severa. En las personas que han tenido un cálculo renal, las cantidades mayores a 1000 mg al día aumentan en gran medida el riesgo de recurrencia de los cálculos renales.

Aplicado en la piel: La vitamina C ES POSIBLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas cuando se aplica a la piel.

Administrado por VI: La vitamina C ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas cuando se administra por VI por un proveedor de la salud.

Administrada como inyección: La vitamina C ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas cuando se administra como inyección en el músculo por un proveedor de la salud.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La vitamina C es PROBABLEMENTE SEGURA para las mujeres que están embarazadas o amamantando si se ingiere en cantidades no mayores a 2000 mg por día en mujeres mayores a 19 años y 1800 mg en mujeres de 14-18 años o cuando se lo administra por via intravenosa (VI) o vía intramuscular y de manera apropiada. Una ingesta elevada de vitamina C durante el embarazo puede causar problemas para el bebé recién nacido. La vitamina C NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se lo ingiere en altas dosis.

Bebés y niños: La vitamina C es PROBABLEMENTE SEGURA cuando se la ingiere de manera apropiada. La vitamina C es NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se la ingiere en cantidades mayores a 400 mg por día en niños de 1-3 años, 650 mg por día en niños de 4-8 años, 1200 mg por día en niños de 9-13 años y 1800 mg por día en adolescentes de 14-18 años.

Alcoholismo: La ingesta de alcohol puede causar la eliminación de vitamina C en la orina. Las personas que regularmente beben alcohol, especialmente aquellos que sufren otras enfermedades, a menudo tienen carencia de vitamina C. Estas personas podrían necesitar un tratamiento más prolongado que el estándar para restablecer los valores normales de vitamina C.

Cáncer: Las células cancerosas concentran gran cantidad de vitamina C. Hasta que no se tenga más información, use dosis altas de vitamina C solo bajo la dirección de su oncólogo.

Enfermedad renal: La enfermedad renal está vinculada con una carencia de vitamina C. Los suplementos de vitamina C podrían también aumentar la cantidad de oxalato en la orina en ciertas personas. Demasiado oxalato en la orina puede elevar el riesgo de insuficiencia renal en personas con enfermedad renal.

Una carencia metabólica denominada carencia «glucosa-6-fosfato deshidrogenasa» (G6PD): Las altas dosis de vitamina C pueden causar la descomposición de los glóbulos rojo en personas con esta condición. Evite el consumo de altas dosis de vitamina C.

Cálculos renales, o un historial de cálculos renales: Grandes cantidades de vitamina C puede aumentar la probabilidad de tener cálculos renales. No tome vitamina C en dosis mayores de las que se encuentra en las multivitaminas básicas.

Fumar o masticar tabaco: Fumar o masticar tabaco disminuye los niveles de vitamina C. La ingesta de vitamina C debería ser mayor en personas que fuman o mastican tabaco.

¿Hay alguna interacción con medicamentos?
Acetaminofeno (Tylenol, otros)

Grado de interacción = Menor Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El cuerpo descompone el acetaminofeno (Tylenol, otros) para eliminarlo. Grandes cantidades de vitamina C puede disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone el acetaminofeno. No está claro exactamente cuando es importante esta interacción o si esta interacción debe preocupar.

 

Aluminio

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El aluminio se encuentra presente en la mayoría de los antiácidos. La vitamina C puede aumentar la cantidad de aluminio que el cuerpo absorbe. Sin embargo, no está claro si esta interacción debe causar una gran preocupación. Tome vitamina C dos horas antes o cuatro horas después de tomar antiácidos.

 

Aspirina

Grado de interacción = Menor Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La aspirina es eliminada por el cuerpo a través de los riñones y en la orina. Algunos científicos han expresado preocupación de que la vitamina C podría disminuir la manera en que el cuerpo elimina la aspirina y podría aumentar la cantidad de aspirina en el cuerpo. Existe la preocupación de que esto podría aumentar el riesgo de efectos secundarios relacionados con la aspirina. Sin embargo, algunos estudios sugieren que esta no es una preocupación importante y que la vitamina C no interacciona de manera significativa con la aspirina. Algunas investigaciones sugieren que en realidad tomar vitamina C con aspirina tamponada podría disminuir la irritación del estómago causada por la aspirina. Se necesitan más pruebas sobre este posible beneficio.

 

Estrógenos

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El cuerpo descompone los estrógenos para eliminarlos. La vitamina C podría disminuir la rapidez con qué el cuerpo elimina los estrógenos. El tomar vitamina C junto con estrógenos podría aumentar los efectos y efectos secundarios de los estrógenos.

 

Flufenazina (Prolixin)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Grandes cantidades de vitamina C podrían disminuir la cantidad de flufenazina (Prolixin) en el cuerpo. El tomar vitamina C junto con flufenazina (Prolixin) podría disminuir la eficacia de la flufenazina (Prolixin).

 

Indinavir (Crixivan)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El indinavir (Crixivan) es un medicamento usado VIH/SIDA. La ingesta de grandes cantidades de vitamina C junto con indinavir (Crixivan) podría disminuir la cantidad de indinavir (Crixivan) que permanece en el cuerpo. No es claro si esta interacción representa una inquietud importante.

 

Levotiroxina (Synthroid, otros)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Converse con su proveedor de atención médica. La ingesta de vitamina C junto con levotiroxina podría la absorción de la levotiroxina en el cuerpo. Esto puede aumentar la cantidad de levotiroxina en el cuerpo y aumentar sus efectos y sus efectos secundarios.

 

Medicamentos para tratar el cáncer, llamados “agentes alcalinos”

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina C es un antioxidante. Existe cierta inquietud de que los antioxidantes podrían disminuir la eficacia de medicamentos antibióticos usados contra el cáncer. Pero es demasiado pronto para saber si esta interacción realmente ocurre.

 

Medicamentos para tratar el cáncer, llamados “antibióticos antitumorales”

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina C es un antioxidante. Existe cierta inquietud de que los antioxidantes podrían disminuir la eficacia de medicamentos antibióticos usados contra el cáncer. Pero es demasiado pronto para saber si esta interacción realmente ocurre.

Algunos de estos medicamentos incluyen doxorubicina (Adriamycin), daunorubicina (DaunoXome), epirubicina (Ellence), mitomicina (Mutamycin), bleomicina (Blenoxane), entre otros.

 

Niacina

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La ingesta de niacina junto con el medicamento simvastatina puede aumentar los niveles del colesterol bueno. La ingesta de vitamina C con simvastatina, más vitamina C y otros antioxidantes puede disminuir los efectos de la niacina y la simvastatina sobre los niveles del colesterol bueno. No se conoce si la vitamina C sola disminuye los efectos de la niacina y la simvastatina sobre los niveles de colesterol bueno. No se conoce si la vitamina C junto sola disminuye los efectos de la niacina sobre los niveles de colesterol bueno.

 

Salsalato (Disalcid)

Grado de interacción = Menor Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina C podría disminuir la rapidez con que el cuerpo elimina el salsalato (Disalcid). El tomar vitamina C junto con salsalato (Disalcid) podría aumentar la cantidad de salsalato (Disalcid) en el cuerpo y aumentar los efectos y efectos secundarios del salsalato.

 

Trisalicilato de colina y magnesio (Trilisato)

Grado de interacción = Menor Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina C podría disminuir la rapidez de la eliminación del trisalicilato de colina y magnesio (Trilisato). Pero no está claro si esta interacción debe causar una gran preocupación.

 

Warfarina (Coumadin)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea.

Grandes cantidades de vitamina C podrían disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin). Al disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin) podría aumentar el riesgo de producir coágulos. Asegúrese de controlar su sangre periodicamente. Su dosis de warfarina (Coumadin) podría necesitar ser cambiada.

¿Hay alguna interacción con hierbas y suplementos?
Acerola

La acerola contiene altos niveles de vitamina C. No tome grandes cantidades de acerola junto con vitamina C. Ello le puede proporcionar mucha vitamina C. Los adultos no deberían tomar más de 2000 mg de vitamina C por día.

 

Cobre

Dosis altas de vitamina C (1500 mg al día) pueden disminuir los niveles de cobre en los hombres jóvenes. Los investigadores no saben porque pasa esto, pero podría ser que el ácido en la vitamina C convierte el cobre a una forma que no pasa facilmente de la comida en el intestino a la corriente sanguínea. O puede ser que la vitamina C, de alguna manera, hace que el cuerpo use todo el cobre en la sangre. Probablemente esta interacción no es importante excepto en la gente que tiene una dieta baja en cobre.

 

Cromo

Hay cierta información que sugiere que la vitamina C aumenta la absorción del cromo. No tome grandes cantidades de cromo y vitamina C juntos. No se sabe si separando las dosis por varias horas se puede evitar esta interacción.

 

Hierro

La vitamina C aumenta la absorción del hierro si se toman al mismo tiempo. Para la mayoría de las personas probablemente no es necesario que tomen suplementos de vitamina C para mejorar la absorción de hierro, ya sea de la dieta o de los suplementos, especialmente si la dieta contiene bastante vitamina C.

 

Rosa mosqueta

La rosa mosqueta contiene altos niveles de vitamina C. No tome grandes cantidades de rosa mosqueta junto con vitamina C. Ello le puede proporcionar mucha vitamina C. Los adultos no deberían tomar más de 2000 mg de vitamina C por día.

 

Rosa mosqueta Cherokee

La rosa mosqueta Cherokee contiene altos niveles de vitamina C. No tome grandes cantidades de rosa mosqueta Cherokee junto con vitamina C. Ello le puede proporcionar mucha vitamina C. Los adultos no deberían tomar más de 2000 mg de vitamina C por día.

 

Uvas

Hay evidencia que muestra que las personas con presión arterial alta que toman 500 mg/día de vitamina C junto con 1000 mg de polifenoles de semillas de uva experimentan un alza significativa de la presión arterial. Los investigadores no saben a que se debe esto.

 

Vitamina B12

Las primeras investigaciones sugieren que los suplementos de vitamina C pueden descomponer la vitamina B12 que está presente en la dieta. Sin embargo, otros ingredientes en los alimentos, tales como el hierro y los nitratos, pueden contrarrestar este efecto. Los investigadores no están seguros de la importancia de esta interacción, pero probablemente puede evitarse si se toman los suplementos de vitamina C por lo menos 2 horas después de las comidas.

¿Hay alguna interacción con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Por qué otros nombres se conoce el producto?

Acide Ascorbique, Acide Cévitamique, Acide Iso-Ascorbique, Acide L-Ascorbique, Antiscorbutic Vitamin, Ascorbate, Ascorbate de Calcium, Ascorbate de Sodium, Ascorbic acid, Ascorbyl Palmitate, Calcium Ascorbate, Cevitamic Acid, Iso-Ascorbic Acid, L-Ascorbic Acid, Magnesium Ascorbate, Palmitate d’Ascorbyl, Selenium Ascorbate, Sodium Ascorbate, Vitamine Antiscorbutique, Vitamine C.

Natural Medicines no asume ninguna responsabilidad por posibles problemas médicos que puedan ocurrir como consecuencia del uso de cualquier producto médico. Se ha hecho todo lo posible para asegurarse de que al momento de su publicación, esta guía contenga la información correcta. Se advierte a los consumidores y profesionales médicos que consultan esta guía, que cualquier decisión ya sea médica o relacionada con el uso de algún producto es responsabilidad exclusiva del consumidor y/o del profesional de la salud. Un Contrato Legal de Licencia establece limitaciones para la descarga, almacenamiento y reproducción del contenido de esta Base de Datos. Excepto por las posibles excepciones estipuladas en su Contrato de Licencia, no se permite la reproducción de esta monografía o de cualquier contenido de esta Base de Datos sin el permiso por escrito del editor. Es ilegal descargar, almacenar o distribuir el contenido de este sitio.

Para obtener la información completa de esta y todos los medicamentos naturales, los profesionales de la salud deben consultar la Versión Profesional de Natural Medicines, la que tiene todas las referencias y es actualizada a diario

© Copyright 1995-2021. Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural MedicinesCarta del profesional de la salud y Carta del farmacéutico. Todos los derechos reservados.