Vitamina D

Print

¿Qué es?

La vitamina D es requerida para la regulación de los minerales, calcio y fósforo, que se encuentran en el cuerpo. Juega también un papel importante en la mantención adecuada de la estructura ósea.

La exposición al sol resulta una manera fácil y segura que tiene la mayoría de las personas de incorporar vitamina D. La exposición al sol de manos, brazos y piernas 2-3 veces por semana durante alrededor de un cuarto del tiempo que llevaría lograr un bronceado solar leve permitirá incorporar suficiente vitamina D en el cuerpo. El tiempo necesario de exposición al sol varía según la edad, el tipo de piel, la estación del año, la hora del día, etc. Seis días de exposición solar sin bloqueador solar puede compensar 49 días sin exposición al sol. La grasa corporal actúa como una especie de batería de almacenamiento de vitamina D. Durante periodos de luz solar, la vitamina D se almacena en la grasa y luego se libera cuando no hay luz solar.

La deficiencia de vitamina D es más común de los que se cree. Las personas que no se exponen lo suficiente al sol, especialmente los que viven en Canadá y una parte del norte de EE. UU, están en riesgo. No obstante, hasta las personas que viven en climas cálidos podrían estar en riesgo, posiblemente porque permanecen más tiempo adentro, se cubren cuando salen al sol o usan bloqueadores solares para prevenir el riesgo de cáncer de piel.

Los ancianos también están en riesgo de tener deficiencia de vitamina D. Es menos probable que pasen tiempo al sol; tienen menos «receptores» en la piel que convierten la luz solar en vitamina D; quizá no consumen suficiente vitamina D en sus dietas, podrían tener problemas para absorben la vitamina D aun cuando la incorporan en sus dietas y podrían tener más problemas para convertir la vitamina D de la dieta en una forma saludable por problemas renales. De hecho, ciertos científicos sugieren que es muy alto el riesgo de deficiencia de vitamina D en personas mayores de 65 años. El 40 % de los ancianos que viven en regiones cálidas como el sur de Florida no podrían tener cantidades óptimas de vitamina D en sus sistemas.

Los suplementos de vitamina D podrían ser necesarios en los ancianos, las personas que viven en latitudes septentrionales y en personas de piel oscura que necesitan más tiempo de exposición al sol, pero no lo toman. Consulte con su proveedor de atención médica para saber qué suplemento es mejor para usted.

Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19): Algunos especialistas sugieren la ingesta de 2000 UI (50 mcg) de vitamina por día para prevenir la COVID-19. Aunque estás dosis de vitamina D es probablemente segura, no existen datos sólidos para apoyar el uso de la vitamina D para la COVID-19. Si decide tomar vitamina D para tratar la COVID-19, asegúrese de seguir un estilo de vida saludable y métodos de prevención aprobados.

¿Es Eficaz?

Natural Medicines (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

 

Eficaz para…

  •   Un trastorno hereditario raro caracterizado por bajos niveles de fosfato en la sangre (hipofosfatemia hereditaria). La ingesta de vitamina D en las formas conocidas como calcitriol o dihidrotaquisterol junto con suplementos de fosfato es efectiva para el tratamiento de trastornos óseos en personas con bajos niveles de fosfato en la sangre.
  •   Glándula paratiroidea hipoactiva (hipoparatiroidismo). Los bajos niveles de hormona paratiroidea puede causar una marcada disminución de los niveles de calcio. La ingesta de vitamina D en las formas conocidas como dihidrotaquisterol, calcitriol o ergocalciferol es tan efectiva para aumentar los niveles de calcio en sangre en personas con bajos niveles de hormona paratiroidea.
  •   Debilidad ósea (osteomalacia). La ingesta de vitamina D en una forma conocida como colecalciferol es efectiva para tratar la debilidad ósea. Además, la ingesta de vitamina D en la forma conocida como calcifediol es efectiva para tratar la debilidad ósea debido a la enfermedad hepática. Además, la ingesta de vitamina D en la forma conocida como ergocalciferol es efectiva para tratar la debilidad ósea causada por medicamentos o síndromes de mala absorción.
  •   Un trastorno óseo que ocurre en personas con enfermedad renal (osteodistrofia renal). La ingesta de vitamina D en la forma conocida como calcitriol ajusta los bajos niveles de calcio y previene la pérdida ósea en persona con insuficiencia renal.
  •   Raquitismo. La vitamina D es efectiva para prevenir y tratar el raquitismo. Una forma específica de vitamina D, calcitriol, debería usarse en personas con insuficiencia renal.
  •   Carencia de vitamina. La vitamina D es efectiva para prevenir y tratar la carencia de vitamina D. La vitamina D también mejora los síntomas que derivan de la carencia de vitamina D. La ingesta de vitamina D2 o su administración como inyección en el músculo parece ayudar a tratar la enfermedad muscular asociada con la carencia de vitamina D.

Probablemente Eficaz para…

  •   Pérdida ósea en personas que consumen medicamentos llamados corticoesteroides. La ingesta de vitamina D previene la pérdida ósea en personas que consumen medicamentos llamados corticoesteroides. Además, la ingesta de vitamina D sola o con calcio parece mejorar la densidad ósea en personas con pérdida ósea causada por el consumo de corticoesteroides.
  •   Huesos débiles y frágiles (osteoporosis). El tomar una forma específica de vitamina D3 junto con calcio parece ayudar a prevenir la pérdida ósea y las fracturas de los huesos.
  •   Psoriasis. La aplicación de vitamina D en la forma de calcitriol, calcipotrieno, maxacalcitol o paricalcitol puede ayudar a tratar la psoriasis en placas. La aplicación de vitamina D junto con corticoesteroides parece funcionar mejor que la aplicación de vitamina D o corticoesteroides solo. Aunque la ingesta de vitamina D no parece mejorar la psoriasis.

Posiblemente Eficaz para…

  •   Caries. La investigación clínica sugiere que la ingesta de vitamina D2 o D3 disminuye el riesgo de caries en un 36-49 % en los bebés, los niños y los adolescentes. Además, la exposición a más vitamina D antes del nacimiento podría disminuir el riesgo de tener caries al año de vida. Aunque no está claro si los suplementos de vitamina D durante el embarazo disminuyen el riesgo de cares en los niños.
  •   Insuficiencia cardiaca. Cierta investigación preliminar sugiere que las personas con bajos niveles de vitamina D presentan un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca en comparación con aquellas con niveles más altos de esta vitamina. Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de tener insuficiencia cardiaca en ciertas mujeres. Además, la mayoría de la investigación sugiere que la ingesta de suplementos de vitamina D podría disminuir el riesgo de muerte en personas con insuficiencia cardiaca.
  •   Pérdida de hueso en personas con la glándula paratiroidea hiperactiva (pérdida ósea por hiperparatiroidismo). La ingesta de vitamina D3 parece reducir los niveles de hormona tiroidea y la pérdida ósea en mujeres con una condición llamada hiperparatiroidismo.
  •   Infección en las vías respiratorias. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de vitamina D ayuda a prevenir las infecciones respiratorias en niños y adultos. Una infección respiratoria puede ser una gripe, un resfrío o un ataque de asma causado por un resfrío u otra infección. Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina D durante el embarazo reduce el riesgo de estas infecciones en el bebé recién nacido. Sin embargo, existen ciertos resultados contradictorios.
  •   Prevención de la pérdida de los dientes (retención dentaria). La ingesta de calcio y vitamina D3 parece prevenir la pérdida de dientes en ancianos.

Posiblemente Ineficaz para…

  •   Cardiopatía. Las personas con bajos niveles de vitamina D en la sangre parecen tener una menor probabilidad de sufrir cardiopatías. Aunque la ingesta de un suplemento de vitamina D no parece prevenir la cardiopatía, el infarto de miocardio, el ACV u otros problemas cardiopáticos graves en la mayoría de las personas. Aunque cierta evidencia que la vitamina D podría ayudar a prevenir las cardiopatías en los ancianos, se necesita aún investigación de más alta calidad para confirmar esto.
  •   Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19). No existe suficiente evidencia que sugiera que la ingesta de vitamina D podría ayudar a prevenir o a tratar la COVID-19. Aunque ciertos estudios descubrieron que los bajos niveles de vitamina D podrían estar vinculados con un mayor riesgo de tener COVID-19; estudios más recientes no han confirmado este riesgo. Además, la administración de una dosis alta de vitamina D en los pacientes hospitalizados con COVID-19 no parece mejorar la supervivencia ni disminuir los síntomas.
  •   Enfermedad grave (traumatismo). La mayoría de la investigación confiable muestra que la administración de vitamina D en las personas con bajos niveles de vitamina D y hospitalizadas por una enfermedad terminal no aumenta su probabilidad de sobrevivir.
  •   Fracturas. La vitamina D no parece prevenir las fracturas en ancianos que no tiene osteoporosis cuando se la usa sola o en dosis bajas con calcio. La ingesta de altas dosis de vitamina D junto con calcio podría prevenir las fracturas en ciertos ancianos que NO tienen osteoporosis. No obstante, no es probable que esta combinación ofrezca un beneficio a todas las personas.
  •   Presión arterial alta. La ingesta de vitamina D no parece disminuir la presión arterial en la mayoría de las personas con presión arterial alta; aunque podría ser beneficiosa en personas con presión arterial alta y niveles de vitamina D muy bajos.
  •   Cáncer de próstata. La ingesta de vitamina D no parece disminuir el progreso del cáncer o la muerte en personas con cáncer de próstata.
  •   Tuberculosis. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de vitamina D no ayuda a curar la tuberculosis ni la vuelve menos grave. La ingesta de vitamina D tampoco parece reducir el riesgo de que un niño contraiga la tuberculosis.

Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación para…

  •   Rinitis alérgica. La investigación preliminar en personas con rinitis alérgica y carencia de vitamina D muestra que la ingesta de vitamina D una vez por semana durante 8 semanas puede reducir los síntomas de la rinitis alérgica.
  •   Enfermedad de Alzheimer. Las personas con la enfermedad de Alzheimer parecen tener niveles más bajos de vitamina D en la sangre que aquellas personas que no padecen esta enfermedad. Aunque la carencia de vitamina D no parece estar vinculada con un mayor riesgo de tener esta enfermedad.
  •   Asma. Las personas con asma y bajos niveles de vitamina D parecen necesitar un inhalador más a menudo y, a menudo, presentan un mayor riesgo de desarrollar asma o complicaciones asmáticas. Sin embargo, no está claro sus los suplementos de vitamina D puede ofrecen algún beneficio. Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina D durante un año como máximo puede reducir la tasa de los ataques de asma severos en adultos y niños con asma. Aunque es demasiado pronto para saber cuáles personas, de existir algunas, probablemente responden al tratamiento con vitamina D. Existe también cierto interés por tomar vitamina D durante el embarazo para reducir el riesgo de tener run bebé con asma o sibilancia (ruido al respirar). Aunque cierta investigación descubrió que esto puede reducir el riesgo en niños de 3 años de edad, este beneficio parece desaparecer cuando el niño tiene 6 años.
  •   Rendimiento atlético. La vitamina D no parece mejorar el rendimiento físico en los atletas. No obstante, los estudios son pequeños y a corto plazo, por lo que se necesita más investigación.
  •   Eccema (dermatitis atópica).La investigación preliminar muestra que la ingesta de suplementos de vitamina D durante el embarazo no reduce el riesgo de que un niño tenga eccema durante los 3 primeros años de vida.
  •   Frecuencia cardiaca irregular (fibrilación auricular). La investigación preliminar halló un vínculo entre la ingesta de vitamina D y la menor incidencia de frecuencia cardiaca irregular en mujeres posmenopáusicas.
  •   Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de vitamina D no previene la vaginosis bacteriana en mujeres con alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual cuando se ingiere junto con tratamiento estándar.
  •   Autismo. La vitamina D parece mejorar los síntomas, como la irritabilidad y la hiperactividad en niños con autismo.
  •   Sobrecrecimiento de bacterias en la vagina. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de vitamina D no previene la vaginosis bacteriana en mujeres con alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual cuando se ingiere junto con tratamiento estándar.
  •   Cáncer de mama. No es clara la evidencia de los efectos de la vitamina D sobre el riesgo de tener cáncer de mama. Cierta evidencia sugiere que la ingesta de suplementos de vitamina D podrían reducir el riesgo de tener cáncer de mama en mujeres que aún no entraron en la menopausia, pero no en las mujeres que ya están en la menopausia. Sin embargo, es posible que las dosis más altas de vitamina D tengan algún beneficio. Se necesita la mayoría de la investigación para entender si la vitamina D ayuda a prevenir el cáncer de mama.
  •   Una enfermedad pulmonar que afecta al recién nacido (displasia broncopulmonar). La investigación preliminar sugiere que los bajos niveles de vitamina D están vinculados con un mayor riesgo de tener esta enfermedad pulmonar.
  •   Cáncer. La ingesta de vitamina D no parece ayudar a prevenir el cáncer. No es claro si la ingesta de vitamina D es beneficiosa en personas que ya han sido diagnosticados con cáncer. Cierta investigación muestra que podría prevenir la diseminación del cáncer y ayudar a prolongar la supervivencia de las personas con cáncer, aunque no toda la investigación concuerda. Se necesita más investigación para determinar cuáles personales con cáncer, si hubiera alguna, tiene más probabilidad de obtener beneficio de la vitamina D.
  •   Crecimiento del niño. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina D durante el embarazo no parece aumentar el crecimiento infantil.
  •   Enfermedad renal prolongada (enfermedad renal crónica; ERC). La investigación sugiere que la vitamina D disminuyen los niveles de hormona tiroidea en personas con enfermedad renal crónica. Sin embargo, la ingesta de vitamina D no parece reducir el riesgo de muerte en personas con enfermedad renal. Además, la ingesta de vitamina D podría aumentar los niveles de calcio y fosfato en personas con enfermedad renal.
  •   Una enfermedad pulmonar que dificulta la respiración (enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC). Las personas con EPOC parecen tener niveles más bajos de vitamina D que aquellas que no la tienen. La ingesta de suplementos de vitamina D no parecen disminuir los síntomas del EPOC.
  •   Habilidades intelectuales y cognitivas (función cognitiva). La investigación preliminar muestra que los bajos niveles de vitamina D están vinculados con un menor rendimiento mental, en comparación con personas con altos niveles de vitamina D. Sin embargo, se desconoce si la ingesta de vitamina D mejora la función mental.
  •   Cáncer colorrectal. Aunque existe evidencia contradictoria, la mayoría de la investigación muestra que la ingesta de vitamina D no ayuda a prevenir el cáncer colorrectal. No es claro si la de vitamina D es beneficiosa en personas que ya han sido diagnosticados con cáncer colorrectal Cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina D no aumenta la supervivencia ni previene la rediviva en personas con cáncer colorrectal. Sin embargo, otra investigación muestra que la ingesta de altas dosis de vitamina D podría hacer que las personas con cáncer colorrectal avanzado sean menos propensas a sufrir un empeoramiento de la enfermedad o la muerte. Se necesita más investigación para confirmar esto.
  •   Enfermedades, como la enfermedad de Alzheimer, que interfieren con el pensamiento (demencia). La investigación preliminar sugiere que las personas con personas con demencia tienen bajos niveles de vitamina D en la sangre que aquellas personas que no sufren de esta enfermedad. Aunque se desconoce si los suplementos de vitamina D benefician a las personas con demencia.
  •   Depresión. La vitamina D no parece prevenir la depresión. Además, la investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina D no mejora los síntomas de depresión en la mayoría de las personas. Aunque las personas con bajos niveles de vitamina D o síntomas muy graves de depresión podría beneficiarse con la ingesta de esta vitamina.
  •   Diabetes. Cierta investigación preliminar muestra que las personas con bajos niveles de vitamina D podrían ser más propensas a tener diabetes tipo 2, en comparación con aquellas con niveles más altos de vitamina D. Aunque la vitamina D no parece prevenir el desarrollo de la diabetes en personas con niveles normales de vitamina D y prediabetes. No está claro si la ingesta de suplementos de vitamina D puede tratar la diabetes tipo 2. Son contradictorios los resultados de la investigación. La investigación preliminar sugiere que la administración de suplementos de vitamina D en bebés, todos los días durante el primer año de vida, está vinculada con un menor riesgo de tener diabetes tipo 1 una vez adulto. Finalmente, cierta investigación muestra que la ingesta de vitamina D aumenta el riesgo de diabetes durante el embarazo no reduce el riesgo de que un niño.
  •   Daño renal en personas con diabetes (nefropatía diabética). En personas con nefropatía diabética, la vitamina D parece reducir la proteína en la orina y la inflamación. Sin embargo, la vitamina D no parece mejorar ciertos marcadores de la función renal.
  •   Dolores menstruales (dismenorrea). Las altas dosis de vitamina D podría reducir el dolor en los adolescentes con dolores menstruales.
  •   Prevención de caídas. Es confusa y controvertida la función de la vitamina D en la prevención de caídas. Las pautas de prácticas clínicas publicadas en 2010 recomendaban que los ancianos que tenían bajos niveles de vitamina D o que presentaban un mayor riesgo de sufrir de caídas ingirieran a diario 800 UI de vitamina D para reducir el riesgo de caídas. Estas recomendaciones son avaladas tanto por la investigación en la población como por ciertos estudios clínicos. Las personas que no tiene suficiente vitamina D tienden a caerse más a menudo que aquellas que tiene niveles normales. Se desconoce si la vitamina D funciona mejor cuando se ingiere solo o junto con calcio. Existe además cierta especulación sobre si la vitamina D solo reduce las caídas en personas que tiene carencia de vitamina D. A pesar de estos hallazgos positivos, cierta investigación muestra que la vitamina D no previene las caídas en ancianos. La mejor evidencia hasta la fecha muestra que la vitamina D no reduce el riesgo de caídas en ancianos. Los lineamientos de la práctica clínica actual no recomiendan la vitamina D para prevenir las caídas en los ancianos que viven en sus casas y que no tienen osteoporosis o bajos niveles de vitamina D. Existe cierta creencia de que los resultados contradictorios sobre los efectos de la vitamina D en relación con las caídas derivan de la manera en que se informan los datos de la prueba clínica. Además, el tamaño de la prueba clínica podría afectar los resultados. Es posible que podría aún ser beneficioso para algunos pacientes la insta de suplementos de vitamina D para evitar caídas. Sin embargo, sigue siendo confuso quiénes se benefician y qué dosis o duración del tratamiento es más adecuado, de existir algún beneficio. Aquellos que están en riesgo de sufrir carencia de vitamina D deberían aún considerar la ingesta de un suplemento de vitamina D.
  •   Fibromialgia. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de vitamina D podría disminuir el dolor en personas con fibromialgia y con bajos niveles de vitamina D en la sangre. Aunque la ingesta de vitamina D no parece influir sobre el estado de ánimo y la calidad de vida en estas personas.
  •   Un tipo de ansiedad persistente caracterizada por la preocupación y la tensión exageradas (trastorno de ansiedad generalizado; TAG). La ansiedad preliminar muestra que agregar vitamina D a un tratamiento común parece ayudar a disminuir la ansiedad en personas con esta condición.
  •   Trasplante con células madre. La investigación preliminar en las personas que han tenido un trasplante de células madre muestra que la ingesta de calcitriol, la forma activa de vitamina D, podría acelerar la recuperación del sistema inmunitario.
  •   Hinchazón (inflamación) del hígado causado por el virus de la hepatitis C (hepatitis C). La investigación preliminar sugiere que agregar vitamina D al tratamiento estándar para la hepatitis C ayuda a eliminar el virus de la hepatitis C.
  •   Altos niveles de colesterol u otras grasas (lípidos) en la sangre (hiperlipidemia). Las personas con niveles más bajos de vitamina D parecen tener mayor probabilidad de tener colesterol alto que las personas con niveles más altos de vitamina D. Algunas investigaciones muestran que, en mujeres con sobrepeso, el tomar diariamente calcio más vitamina D, en combinación con una dieta baja en calorías, aumenta significativamente el “colesterol bueno” (HDL) y baja el “colesterol malo” (LDL). Sin embargo, la ingesta de calcio con vitamina D sin restricciones en la dieta no reduce los niveles de colesterol LDL. Otra investigación sugiere que la vitamina D podría de hecho aumentar el colesterol de baja densidad (LDL) y no presenta efecto positivo en el colesterol de alta densidad.
  •   Pérdida ósea en las personas con trasplantes de riñón. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina D en una forma conocida como calcitriol no disminuye la pérdida ósea en personas con trasplantes de riñón.
  •   Prediabetes. Los bajos niveles de vitamina D han sido vinculados con una mayor probabilidad de tener prediabetes. La ingesta de vitamina D podría disminuir el desarrollo de la diabetes en las personas con bajos niveles de vitamina D. Aunque no parece ser beneficiosa en las personas con prediabetes y niveles normales de vitamina D.
  •   Desarrollo infantil. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina D durante el embarazo no parece aumentar estimular la memoria ni las habilidades cognitivas en el niño. No obstante, los bebés y los niños expuestos a altas dosis de vitamina D antes de nacer podrían tener una memoria y habilidades cognitivas levemente mejores.
  •   Hinchazón prolongada (inflamación) en las vías digestivas (enfermedad intestinal inflamatoria o EII). La vitamina D parece reducir la probabilidad del relapso en personas con la EII.
  •   Un tipo de ansiedad persistente marcada por la preocupación y la tensión exageradas (trastorno de ansiedad generalizado; TAG). La investigación preliminar muestra que agregar la vitamina D a un tratamiento regular parece ayudar a reducir la ansiedad en las personas con esta condición.
  •   Bebés nacidos con un peso menor a 2.5 kg (5 libras y 8 onzas). Es inconsistente el efecto de la ingesta de vitamina D durante el embarazo en relación con el riesgo de tener un bebé con bajo peso o pequeño para la edad gestacional. Se necesitan más estudios para determinar a quién beneficiaría, si lo hiciera, y qué dosis o dosis de vitamina D es óptima para prevenir el bajo peso al nacer.
  •   Un grupo de síntomas que aumenta el riesgo de tener diabetes, cardiopatías y ACV (síndrome metabólico). Es contradictoria la evidencia sobre el vínculo entre la vitamina D y el síndrome metabólico. Sin embargo, otra investigación sugiere que los altos niveles de vitamina D están vinculados con un menor riesgo de desarrollar síndrome metabólico. Asimismo, otra investigación descubrió que las mujeres desde 45 años que consumen grandes cantidades de vitamina D o de suplementos de vitamina D no presentan un menor riesgo de desarrollar síndrome metabólico. Los adultos con síndrome metabólico que ingieren suplementos de vitamina D tampoco parecen experimentar una mejoría en las mediciones metabólicas.
  •   Esclerosis múltiple (EM). La investigación preliminar muestra que el tomar vitamina D por tiempo prolongado puede disminuir el riesgo en hasta un 40 % de desarrollar EM en mujeres. La ingesta de al menos 400 UI por día, la cantidad que típicamente se encuentra en un suplemento multivitamínico, parece ser el que mejor funciona. Sin embargo, las dosis únicas de vitamina D no parecen reducir el riesgo de recidivas en personas que ya tienen EM.
  •   Fuerza muscular. La ingesta de vitamina D no parece mejorar la fuerza molecular en las personas con niveles normales de vitamina D en la sangre. Sin embargo, la ingesta de vitamina D, sola o en combinación con calcio, podría mejorar la fuerza en las caderas y en los músculos de las piernas en personas con bajos niveles de vitamina D. En los ancianos con bajos niveles de vitamina D, esta vitamina parece ser más beneficiosa si se toma con calcio.
  •   Un grupo de cánceres en los cuales el cuerpo no puede producir suficientes glóbulos (síndromes mielodisplásicos). La ingesta de vitamina D en las formas conocidas como calcitriol o calcifediol parece ayudar a personas con síndrome mielodisplásico.
  •   Cáncer de piel no melanoma. La ingesta de vitamina D no parece prevenir el cáncer de piel no melanoma en los pacientes con cáncer colorrectal.
  •   Obesidad. La investigación preliminar muestra que las personas con bajos niveles de vitamina D son más propensas a la obesidad que aquellas con niveles más altos de esta vitamina. Las mujeres que ingieren calcio más vitamina D son más propensas a perder peso y a mantener su peso. Sin embargo, este beneficio se observa principalmente en mujeres que no consumían suficiente calcio antes de que comenzaran a ingerir suplementos. Otra investigación muestra que la ingesta de vitamina D ayuda a perder peso solo cuando los niveles en la sangre de esta vitamina son más altos en mujeres posmenopáusicas con sobrepeso u obesas. Cuando la vitamina D se ingiere en personas con sobrepeso o con peso normal, no parece ayudar a perder peso o a perder grasa.
  •   Artrosis. Es contradictoria cierta investigación sobre los efectos de la vitamina D en el tratamiento de la artrosis. Es posible que las dosis más altas de vitamina D reduzcan el dolor de la artrosis, pero no así las dosis más bajas.
  •   Infecciones de oídos (otitis media). No es claro el efecto de la vitamina D para tratar la infección de los oídos. La investigación preliminar descubrió que la infección de los oídos parece estar vinculada a niveles más bajos de vitamina D en la sangre. No obstante, los bajos niveles de vitamina D no están vinculados con un menor riesgo de infección de oídos.
  •   Muerte por causa desconocida. Aunque la ingesta de vitamina D sola no parece ser beneficiosa, la ingesta de vitamina D con calcio podría reducir levemente el riesgo de muerte por causa desconocida.
  •   Dolor. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina D podría reducir el dolor en personas con dolor prolongado. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.
  •   Enfermedad de Parkinson. Los bajos niveles de vitamina D han sido vinculados con un mayor riesgo de la enfermedad de Parkinson. Los altos niveles de vitamina D han sido vinculados con síntomas más leves de la enfermedad de Parkinson. No obstante, la ingesta de suplementos de vitamina D no parecen mejorar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, aunque podrían ayudar a prevenir el empeoramiento de la enfermedad. Se necesitan más estudios.
  •   Un enfermedad grave en las encías (periodontitis). La investigación preliminar muestra que los niveles más altos de vitamina D en la sangre están vinculados con un menor riesgo de sufrir de la enfermedad de las encías en personas desde 50 años. No obstante, esto no parece ser cierto en adultos menores de 50 años. Se desconoce si la ingesta de suplementos de vitamina D reduce el riesgo de sufrir la enfermedad de las encías.
  •   Neumonía. Las personas con carencia de vitamina D podrían tener un alto riesgo de tener neumonía. Aunque la investigación limitada en los niños muestra que la ingesta de una dosis más grande de vitamina D no previene la neumonía ni la vuelve menos grave.
  •   Un trastorno hormonal que causa agrandamiento de los ovarios con quistes (síndrome de ovario poliquístico; SOP). La investigación preliminar muestra que la ingesta de más vitamina D mejora la ovulación en mujeres con SOP. La vitamina D junto con metformina podría mejorar la regularidad del ciclo menstrual, pero no si solo se toma vitamina D. Aunque la ingesta de vitamina D sola no parece ayudar a regular los ciclos menstruales. Las muyeres con SOP que tienen niveles normales de vitamina D parecen una tasa de probabilidad de embarazo más alta en comparación con las mujeres con SOP y bajos niveles de vitamina D. Aunque no está claro si la ingesta de suplementos de vitamina D puede mejorar las tasas de embarazo en mujeres con SOP.
  •   Una complicación del embarazo caracterizada por la presión arterial alta y proteína en la orina (preeclampsia). Cierta investigación muestra que a ingesta de vitamina D podría prevenir la preeclampsia.
  •   Hipertensión arterial durante el embarazo. La ingesta de vitamina D no parece elevar la presión arterial durante el embarazo.
  •   Síndrome premenstrual (SPM). Cierta investigación preliminar sugiere que la ingesta de más vitamina D en la dieta podría ayudar a prevenir el SPM o a reducir los síntomas. El tomar suplementos de vitamina D no parece disminuir los síntomas, pero no parece ayudar a prevenir el SPM. Sin embargo, la ingesta de vitamina D más calcio podría reducir los síntomas del síndrome premenstrual.
  •   Nacimiento prematuro. Los bajos niveles de vitamina D en las embarazadas han sido vinculados con un mayor riesgo de nacimientos prematuro. No es claro si la ingesta de suplementos de vitamina D puede prevenir el nacimiento prematuro. Es contradictoria la evidencia obtenida de la investigación.
  •   Artritis reumatoidea (AR). La investigación preliminar sugiere que las mujeres mayores que consumen más vitamina D de los alimentos o en los suplementos presentan un menor riesgo de desarrollar AR. Sin embargo, la ingesta de vitamina D no parece disminuir el dolor o los brotes de AR.
  •   Depresión estacional (trastorno afectivo estacional SAD). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de una dosis alta de vitamina D2 mejora los síntomas de la depresión estacional.
  •   Crecimientos en la piel no cancerosos parecidos a las verrugas (queratosis seborreica). La investigación preliminar sugiere que la aplicación en la piel de vitamina D3 podría reducir el tamaño del tumor en personas con queratosis seborreica.
  •   Problemas sexuales que impiden la satisfacción durante el acto sexual: La ingesta de altas dosis de vitamina D parece reducir el dolor y mejorar la calidad de vida en personas con anemia drepanocítica.
  •   Anemia drepanocítica. La ingesta de altas dosis de vitamina D parece reducir el dolor y mejorar la calidad de vida en personas con anemia drepanocítica.
  •   Dolor muscular causado por los medicamentos estatinas (mialgia inducida por estatinas). Ciertos informes sugieren que la ingesta de suplementos de vitamina D puede disminuir los síntomas de dolor muscular en personas que ingieren estatinas. Sin embargo, se requiere investigación de más alta calidad para confirmar estos resultados.
  •   ACV. Las personas con bajos niveles de vitamina D en la sangre parecen ser más propensos a tener ACV que las personas con altos niveles de vitamina D. Cierta investigación ha descubierto que la ingesta de una dieta alta en vitamina D está vinculada con un menor riesgo de ACV. Aunque la ingesta de suplementos de vitamina D no parecen reducir el riesgo de tener un ACV.
  •   Una enfermedad autoinmunitaria que causa hinchazón diseminado (lupus eritematoso diseminado; LED). Las personas con LES parecen ser más propensas a tener niveles bajos de vitamina D. Cierta investigación muestra que la ingesta de suplementos de vitamina D podría disminuir la actividad de la enfermedad en personas con LES.
  •   Adelgazamiento del tejido vaginal (atrofia vaginal). La investigación preliminar muestra que la ingesta de suplementos de vitamina durante al menos un año mejora la superficie de las paredes vaginales. Aunque no parece disminuir los síntomas de la atrofia vaginal. En las mujeres que tienen esta afección debido a la ingesta del medicamento llamado tamoxifeno, los óvulos de vitamina D parecen ayudar a disminuir los síntomas.
  •   Mareos (vértigo).
  •   Una afección de la piel que causa manchas blancas (vitiligo).
  •   Hinchazón (inflamación) de las vías respiratorias superiores de los pulmones (bronquitis).
  •   Verrugas.
  •   Otras condiciones.

Se necesita más información para poder evaluar la vitamina D para estos usos.

¿Cómo funciona?

La vitamina D es requerida para la regulación de los minerales, calcio y fósforo, que se encuentran en el cuerpo. Juega también un papel importante en la mantención adecuada de la estructura ósea.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Ingerido por boca: La vitamina D ES PROBABLEMENTE SEGURA si se ingiere en la cantidad apropiada. Normalmente la mayoría de las personas no sufren efectos secundarios con la vitamina D, a menos que tomen demasiado. Algunos de los efectos secundarios del consumo excesivo de vitamina D podrían incluir debilidad, fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, pérdida de apetito, sequedad de boca, gusto metálico en la boca, náusea, vómito, y otros. POSIBLEMENTE NO ES SEGURO tomar vitamina D, por períodos de tiempo largos, en dosis diarias mayores de 4000 unidades (100 mcg) por día ya que pueden llevar los niveles de calcio en la sangre a valores muy altos. Sin embargo, para el tratamiento a corto plazo de la carencia de vitamina D se necesitan dosis más grandes. Este tipo de tratamiento debe hacerse bajo la supervisión de un proveedor de atención médica.

Como inyección: La vitamina D ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se administra como inyección en el músculo y en la cantidad apropiada. Normalmente la mayoría de las personas no sufren efectos secundarios con la vitamina D, a menos que tomen demasiado. Algunos de los efectos secundarios del consumo excesivo de vitamina D podrían incluir debilidad, fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, pérdida de apetito, sequedad de boca, gusto metálico en la boca, náuseas, vómitos y otros.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: Cuando se usa en cantidades diarias menores de 4000 unidades (100 mcg), la vitamina D ES PROBABLEMENTE SEGURA durante el embarazo y la lactancia. No use dosis más altas a menos que se lo recete un proveedor de la salud. La vitamina D NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingieren en grandes cantidades durante el embarazo y la lactancia. El usar dosis más altas podría producir daño serio a los infantes.

Niños: La vitamina D ES PROBABLEMENTE SEGURA si se ingiere en la cantidad recomendada. Pero NO ES POSIBLEMENTE SEGURO ingerir vitamina D en altas dosis o por tiempo prolongado. Los bebés de 0-6 meses no deberían ingerir más de 1000 UI unidades (25 mcg) por día. Los bebés de 6-12 meses no deberían ingerir más de 1500 UI (35,5 mcg) por día. Los bebés de 1-3 años no deberían ingerir más de 2500 UI (62,5 mcg) por día. Los bebés de 4-8 años no deberían ingerir más de 3000 UI (75 mcg) por día. Los bebés de 9-12 años no deberían ingerir más de 4000 UI (100 mcg) por día.

Endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis): El tomar vitamina D podría empeorar esta condición, especialmente en personas con la enfermedad renal.

Un tipo de infección micótica llamada histoplasmosis: La vitamina D podría aumentar los niveles de calcio en personas con histoplasmosis. Esto podría llevar a la formación de cálculos renales y otros problemas. Use la vitamina D con cuidado.

Altos niveles de calcio en la sangre: El tomar vitamina D podría empeorar esta enfermedad.

Glándula paratiroidea muy activa (hiperparatiroidismo): La vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en las personas con hiperparatiroidismo. Use la vitamina D con cuidado.

Linfoma: La vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en las personas con linfoma. Esto podría llevar a la formación de cálculos renales y otros problemas. Use la vitamina D con cuidado.

Enfermedad renal: La vitamina D puede aumentar los niveles de calcio y aumentar el riesgo de endurecimiento de las arterias en las personas con enfermedad renal seria. Esto debe equilibrase con la necesidad de prevenir osteodistrofia renal, una enfermedad a los huesos que ocurre cuando el riñón no es capaz de mantener los niveles de calcio y fósforo en la sangre. Los niveles de calcio deben ser controlados cuidadosamente en las personas con enfermedad renal.

Una enfermedad que causa hinchazón (inflamación) en los órganos del cuerpo, generalmente en los pulmones y ganglios linfáticos (sarcoidosis): La vitamina D podría aumentar los niveles de calcio en las personas con sarcoidosis. Esto podría llevar a la formación de cálculos renales y otros problemas. Use la vitamina D con cuidado.

Tuberculosis: La vitamina D podría aumentar los niveles de calcio en personas con tuberculosis. Esto podría derivar en complicaciones como cálculos renales.

¿Hay alguna interacción con medicamentos?
Aluminio

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El aluminio se encuentra presente en la mayoría de los antiácidos. La vitamina D puede aumentar la absorción del aluminio. Esta interacción puede ser un problema para las personas con enfermedad renal. Tome la vitamina D ya sea 2 horas antes o 4 horas después de tomar los antiácidos.

 

Atorvastatina (Lipitor)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina D podría disminuir la cantidad de atorvastatina (Lipitor) que es absorbida por el cuerpo. Esto podría disminuir la eficacia de la atorvastatina (Lipitor).

 

Calcipotrieno (Dovonex)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

El calcipotrieno es un medicamento que es similar a la vitamina D. El tomar vitamina D junto con calcipotrieno (Dovonex) podría aumentar los efectos y efectos secundarios del calcipotrieno (Dovonex). Evite tomar suplementos de vitamina D si usted está tomando calcipotrieno (Dovonex).

 

Digoxina (Lanoxin)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio puede afectar al corazón. La digoxina (Lanoxin) ayuda al corazón a latir con más fuerza. El tomar vitamina D junto con digoxina (Lanoxin) podría aumentar los efectos de la digoxina (Lanoxin) y producir latidos irregulares del corazón. Si usted está tomando digoxina (Lanoxin) converse con su doctor antes de tomar un suplemento de vitamina D.

 

Diltiazem (Cardizem, otros)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio puede afectar al corazón. El diltiazem (Cardizem, otros) también puede afectar al corazón. El tomar grandes cantidades de vitamina D junto con diltiazem (Cardizem, Dilacor, Tiazac) podría disminuir la eficacia del diltiazem.

 

Medicamentos modificados por el hígado (Sustratos del citocromo P450 3A4 (CYP3A4))

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Ciertos medicamentos son modificados y descompuestos por el hígado. La vitamina D puede aumentar la rapidez con que el hígado descompone algunos medicamentos. El tomar vitamina D junto con algunos medicamentos podría disminuir la eficacia de algunos medicamentos. Antes de tomar vitamina D, converse con su proveedor de atención médica si toma cualquier medicamento que es modificado por el hígado.

Algunos de estos medicamentos que son modificados por el hígado incluyen lovastatina (Mevacor), claritromicina (Biaxin), ciclosporina (Neoral, Sandimmune), diltiazem (Cardizem), estrógenos, triazolam (Halcion), y otros.

 

Píldoras de agua (Diuréticos tiazídicos)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Algunas “píldoras de agua” aumentan la cantidad de calcio en el cuerpo. El tomar grandes cantidades de vitamina D junto con algunas “píldoras de agua” puede aumentar demasiado la cantidad de calcio en el cuerpo. Esto podría provocar graves efectos secundarios incluyendo problemas a los riñones.

Algunos de estas “píldoras de agua” incluyen clorotiazida (Diuril), hidroclorotiazida (HydroDIURIL, Esidrix), indapamida (Lozol), metolazona (Zaroxolyn), y clortalidona (Hygroton).

 

Verapamil (Calan, otros)

Grado de interacción = Moderado Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El calcio puede afectar al corazón. El verapamil (Calan, otros) también puede afectar al corazón. Ni ingiere agrandes cantidades de vitamina D si toma verapamil (Calan, otros).

¿Hay alguna interacción con hierbas y suplementos?
Calcio

La ingesta de vitamina D junto con calcio aumenta la absorción del calcio. Esto podría elevar el riesgo de que los niveles de calcio suban mucho en algunas personas.

 

Magnesio

El tomar vitamina D puede aumentar el nivel del magnesio en las personas que tienen un nivel bajo de magnesio y de vitamina D. Al parecer en las personas con niveles normales de magnesio esto no sucede.

¿Hay alguna interacción con alimentos?
Alimentos

La ingesta de vitamina D con alimentos aumenta la absorción de la vitamina D. Aunque esto no representa una gran inquietud. La vitamina D puede consumirse sin alimentos.

¿Por qué otros nombres se conoce el producto?

Alfacalcidol: 1-alpha-hydroxycholecalciferol, 1-alpha-hydroxycholécalciférol, 1 alpha (OH)D3.
Calcifediol: 25-HCC, 25-hydroxycholecalciferol, 25-hydroxycholécalciferol , 25-hydroxyvitamin D3, 25-hydroxyvitamine D3, 25-OHCC, 25-OHD3, Calcifédiol.
Calcipotriene : Calcipotriène, Calcipotriol.
Calcitriol: 1,25-DHCC, 1,25-dihydroxycholecalciferol, 1,25-dihydroxycholécalciférol, 1,25-dihydroxyvitamin D3, 1,25-dihydroxyvitamine D3, 1,25-diOHC, 1,25(0H)2D3.
Cholecalciferol: 7-déhydrocholestérol Activé, Activated 7-dehydrocholesterol, Cholécalciférol, Colecalciferol, Colécalciférol, Vitamin D3.
Dihydrotachysterol: DHT, Dihydrotachystérol, dihydrotachysterol 2, dichysterol, Vitamine D3.
Ergocalciferol: Activated Ergosterol, Calciferol, Ergocalciférol, Ergocalciferolum, Ergostérol Activé, Ergostérol Irradié, Irradiated Ergosterol, Viosterol, Viostérol, Vitamin D2, Vitamine D2.
Paricalcitol: 19-nor-1,25-dihydroxyvitamin D2, 19-nor-1,25-dihydroxyvitamine D2, Paracalcin, Vitamina D, Vitamine D.

Natural Medicines no asume ninguna responsabilidad por posibles problemas médicos que puedan ocurrir como consecuencia del uso de cualquier producto médico. Se ha hecho todo lo posible para asegurarse de que al momento de su publicación, esta guía contenga la información correcta. Se advierte a los consumidores y profesionales médicos que consultan esta guía, que cualquier decisión ya sea médica o relacionada con el uso de algún producto es responsabilidad exclusiva del consumidor y/o del profesional de la salud. Un Contrato Legal de Licencia establece limitaciones para la descarga, almacenamiento y reproducción del contenido de esta Base de Datos. Excepto por las posibles excepciones estipuladas en su Contrato de Licencia, no se permite la reproducción de esta monografía o de cualquier contenido de esta Base de Datos sin el permiso por escrito del editor. Es ilegal descargar, almacenar o distribuir el contenido de este sitio.

Para obtener la información completa de esta y todos los medicamentos naturales, los profesionales de la salud deben consultar la Versión Profesional de Natural Medicines, la que tiene todas las referencias y es actualizada a diario

© Copyright 1995-2021. Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural MedicinesCarta del profesional de la salud y Carta del farmacéutico. Todos los derechos reservados.