Yoga

Print

¿Qué es?

El yoga es una antigua práctica de la medicina tradicional de la India (Ayurvédica). Por lo general, consiste en ejercicios de respiración y meditación y movimientos físicos o posturas del cuerpo.

El yoga es comúnmente usado para mejorar la salud en general, el estado físico y la calidad de vida. Ciertas personas también practican yoga para tratar estrés, colesterol alto y muchas otras condiciones; aunque no existe buena evidencia científica para apoyar estos usos.

¿Es Eficaz?

Natural Medicines (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Posiblemente Eficaz para…

  •   Asma. La mayoría de la investigación muestra que el yoga mejora levemente los síntomas de la calidad de vida en pacientes con asma.
  •   Lumbalgia. La mayoría de la investigación muestra que el yoga puede ayudar a aliviar la lumbalgia crónica. Los especialistas recomiendan que las personas con lumbalgia traten de hacer ejercicios de yoga antes de considerar tomar medicación. No obstante, no existe evidencia que muestre que el yoga alivia la lumbalgia en mayor medida que otros tipos de ejercicios.
  •   Depresión. El yoga podría ayudar mejorar la depresión en el corto plazo. El yoga parece funcionar mejor en personas con depresión leve o con el primer cuadro de depresión. Ciertos especialistas recomiendan que las personas con depresión leve a moderada consideren hacer yoga o practicar otra terapia de meditación como terapia de primera o segunda línea para tratar la depresión. El yoga también parece ayudar a disminuir el estado depresivo en las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con un trastorno por consumo de alcohol. Aunque el yoga no parece disminuir los síntomas de la depresión en mayor medida que el cuidado común de la salud, la terapia de grupo o los grupos de apoyo.
  •   Diabetes. Existe cierta evidencia de que la práctica del yoga durante 3 meses mejora el control de los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes. El yoga también parece mejorar levemente el colesterol, disminuir la frecuencia cardiaca y disminuir la presión arterial en estas personas.
  •   Presión arterial alta. La práctica de yoga también parece disminuir levemente la presión arterial en personas con presión arterial alta. No obstante, existe cierta evidencia de que podrían funcionar mejor otros tipos de meditación.
  •   Síntomas de la menopausia. La mayoría de la investigación muestra que la práctica del yoga puede ayudar a disminuir los sofocos y otros síntomas de la menopausia. El yoga parece brindar el mismo beneficio en comparación con otros regímenes de ejercicios.
  •   Dolor de cuello. El yoga parece reducir el dolor de cuello en comparación conciertos otros ejercicios. También parece ser beneficioso como la práctica del Pilates para reducir el dolor de cuello.
  •   Estrés. La práctica de yoga parece reducir el estrés y la ansiedad en personas con niveles de dolor de leve a moderado. El yoga parece funcionar tan bien como la terapia de relajación o la terapia cognitiva del comportamiento.
  •   Tuberculosis. Algunas investigaciones muestran que practicar el yoga durante 2 meses, puede disminuir los síntomas de TB, puede producir un aumento de peso, mejorar la función pulmonar y reducir el número de bacterias en las personas con TB.

Posiblemente Ineficaz para…

  •   Esclerosis múltiple (EM). La práctica de yoga no parece mejorar la calidad de vida o la capacidad de movimiento en comparación con el tratamiento estándar o el ejercicio físico en personas con esclerosis múltiple. No obstante, la práctica del yoga no parece ayudar a reducir la fatiga.

Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación para…

  •   Incapacidad para lidiar con el estrés o de adecuarse a una situación estresante (trastornos de adaptación). La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga y el masaje puede disminuir la ansiedad y el comportamiento ansioso en niños con dificultad para adaptarse y estado de ánimo depresivo.
  •   Alcoholismo. La investigación sugiere que el yoga podría mejorar la condición general y la rehabilitación en los alcohólicos.
  •   Mal de las alturas. La investigación preliminar sugiere que los alumnos de yoga pueden respirar e inhalar más oxígeno a grandes alturas.
  •   Ansiedad. Cierta investigación muestra que el yoga podría mejorar los síntomas de la ansiedad en personas con ansiedad o varios tipos de trastornos de ansiedad. Aunque no toda la investigación concuerda.
  •   Rendimiento atlético. La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga durante un año mejora el rendimiento y la fuerza cardíacas.
  •   Capacidad para prestar atención. La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga mejora la energía mental y física y la sensación de vigilia y entusiasmo en comparación con ejercicios de relajación y visualización.
  •   Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA). Existe cierta evidencia que indica que el yoga mejora algunos, pero no todos los síntomas del TDAH.
  •   Autismo. La investigación preliminar en los niños con autismo muestra que el yoga podría ayudar a mejorar ciertas habilidades, como el movimiento de los músculos grandes y la imitación. Aunque no parece ayudar con otras habilidades, como el equilibrio y el movimiento de los músculos pequeños.
  •   Cáncer de mama. Cierta investigación muestra que practicar yoga mejora la calidad de vida, el cansancio, el sueño, la ansiedad y la depresión en mujeres con cáncer de mama. El yoga parece funcionar tan bien como otros programas de ejercicios para mejorar la calidad de vida y disminuir el cansancio en estas mujeres. En los sobrevivientes de cáncer de mama, el yoga parece mejorar la calidad de vida y disminuir la diarrea.
  •   Hinchazón (inflamación) de las vías respiratorias superiores (bronquitis). En los sobrevivientes de cáncer de mama, el yoga parece mejorar la calidad de vida y la diarrea, pero no otros problemas de la digestión.
  •   Cardiopatía. Existe investigación limitada sobre la evaluación de los efectos del yoga en la cardiopatía. No obstante, cierta investigación muestra que el yoga disminuye los factores de riesgo de las cardiopatías. Por ejemplo, el yoga parece reducir la presión arterial, los niveles de lípidos y de colesterol. Además, el entrenamiento de yoga durante un año disminuye significativamente el colesterol total, el colesterol de lipoproteína de baja densidad «LDL o malo» y el avance de la enfermedad en personas con coronariopatía establecida. El yoga acompañado por otros cambios de vida, como meditación, dieta y ejercicios disminuye el dolor de pecho y otros parámetros en personas con enfermedad en las arterias coronarias.
  •   Síndrome del túnel carpiano. Existe evidencia de que el yoga podría mejorar la fuerza de agarre u disminuir el dolor en personas con síndrome de túnel carpiano.
  •   Parálisis cerebral. La investigación preliminar en niños con parálisis cerebral muestra que la práctica de un tipo especial de yoga, llamado MiYoga, mejora la capacidad de atención, pero no la capacidad física.
  •   Náuseas y vómitos causados por el tratamiento contra el cáncer. El yoga parece reducir significativamente el número de veces que los pacientes con cáncer de mama se sienten enfermos y vomitan después de la quimioterapia. También parece hacer las náuseas menos intensas. Algunas mujeres se sienten mal del estómago de sólo pensar en el tratamiento de quimioterapia que van a recibir. El yoga también parece ayudar en estos casos.
  •   Fatiga en personas tratadas con antineoplásicos. La investigación preliminar muestra que la práctica de yoga una vez por semana durante 12 semana no reduce el cansancio en mujeres con cáncer de mama que toman antineoplásicos.
  •   Síndrome de fatiga crónica (SFC). La investigación en desarrollo sugiere que la práctica de yoga está vinculada con menos fatiga en personas con el síndrome de fatiga crónica.
  •   Enfermedad renal prolongada (enfermedad renal crónica; ERC). Existe cierta evidencia que indica que la práctica de yoga reduce el dolor y los problemas de sueño en personas dializadas por insuficiencia renal.
  •   Una enfermedad pulmonar que dificulta la respiración (enfermedad pulmonar obstructiva crónica; EPOC). La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga podría disminuir la falta de aire y la capacidad de realizar ejercicio físico y recuperarse en las personas con EPOC. El yoga que se enfoca en la respiración parece ser el que más beneficio aporta.
  •   Memoria y habilidades cognitivas (función cognitiva). Cierta investigación muestra que el yoga mejora levemente la atención, la velocidad del pensamiento, la capacidad para tomar decisiones y la memoria, especialmente por corto tiempo. En los niños en edad escolar, el yoga funcionó casi tan bien como otros tipos de actividad física para mejorar la función cognitiva.
  •   Dolores menstruales (dismenorrea). La investigación preliminar muestra que la práctica de yoga podría ayudar a reducir los dolores menstruales.
  •   Trastornos convulsivos (epilepsia). Existe cierta evidencia que indica que la práctica de yoga y la meditación, junto con el tratamiento habitual, podría reducir el número de ataques que sufren las personas con epilepsia.
  •   Fibromialgia. Existe cierta evidencia que indica que el practicar yoga puede reducir significativamente el dolor en las personas con fibromialgia.
  •   Cáncer de cabeza y cuello. La investigación preliminar en sobrevivientes de cáncer de cabeza y cuello muestra que la práctica de un tipo específico de yoga llamado Hatha disminuye el dolor y mejora el rango del movimiento.
  •   Insuficiencia cardiaca. Cierta investigación preliminar muestra que agregar la práctica de yoga al tratamiento estándar mejora la capacidad de ejercicio físico y la flexibilidad en personas con insuficiencia cardiaca.
  •   VIH/SIDA. La investigación preliminar sugiere que el yoga mejora el bienestar en personas con VIH/SIDA.
  •   Insomnio. La investigación preliminar en las personas que tienen mucho problema para dormir muestra que el yoga puede disminuir el tiempo que tardan en dormirse, incrementar las horas de sueño y mejorar la sensación de haber descansado bien.
  •   Un trastorno crónico en el intestino grueso que causa dolor de estómago (síndrome de colon irritable, SCI). Existe cierta evidencia que indica que la práctica de yoga reduce la discapacidad y la ansiedad en los adolescentes con el SII, pero no parece ayudar a mejorar los síntomas del tracto digestivo. Otro estudio encontró que el practicar yoga disminuye los problemas de la digestión en los hombres que tienen el tipo de SII cuyo síntoma principal es la diarrea.
  •   Trabajo de parto. La investigación preliminar muestra que la participación en un programa de yoga durante el embarazo parece mejorar el bienestar durante el trabajo de parto y el parto.
  •   Inflamación de los brazos o piernas causada por una lesión en el sistema linfático (linfedema). La investigación preliminar muestra que la práctica del yoga podría ayudar con la calidad de vida, aunque no con la investigación, en las mujeres que tienen linfedema por cáncer de mama.
  •   Una condición que limita la habilidad de una persona para aprender y funcionar según su edad (discapacidad intelectual). La investigación preliminar sugiere que el yoga podría mejorar el CI y la habilidad social en los niños con discapacidad intelectual.
  •   Un grupo de síntomas que aumenta el riesgo de diabetes, cardiopatías y ACV (síndrome metabólico) La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga parece mejorar los niveles de energía, pero no el bienestar, el estrés o la presión arterial en personas con síndrome metabólico.
  •   Migraña. Las investigaciones en desarrollo sugieren que el practicar yoga reduce significativamente el número y la severidad de las migrañas en algunas personas.
  •   Dolores musculares. La investigación preliminar sugiere que hay menos dolor después del ejercicio físico en mujeres entrenadas en comparación con mujeres que no entrenan.
  •   Obesidad. La investigación preliminar muestra que la práctica de yoga durante 14 semanas podría reducir el peso y la grasa corporal en hombres con sobrepeso.
  •   Un tipo de ansiedad marcado por pensamientos recurrentes y comportamientos repetitivos (trastornos obsesivo compulsivo; TOC). La investigación preliminar sugiere que la práctica de yoga Kundalini mejora los síntomas del TOC y el estado de ánimo en comparación con la terapia de relajación. La investigación preliminar adicional sugiere que la respiración del yoga mejora los síntomas en personas con TOC que toman un medicamento llamado fluoxetina (Prozac).
  •   Abstinencia de la heroína, morfina y otros opioides. La investigación preliminar sugiere que el yoga mejora la recuperación y la rehabilitación tan bien como la psicoterapia grupal en pacientes adictos que reciben un medicamento llamado metadona.
  •   Artrosis. Las investigaciones en desarrollo sugieren que el yoga puede mejorar el movimiento y disminuir el dolor en las personas con osteoartritis de la rodilla y de la mano.
  •   Dolor. La investigación preliminar muestra que la preliminar del yoga podría ayudar a las personas a manejar mejor el dolor, aún si este no disminuye el dolor.
  •   Hinchazón (inflamación) del páncreas (pancreatitis). La investigación preliminar muestra que participar en la práctica del yoga podría mejorar la calidad de vida en las personas con pancreatitis crónica.
  •   Recuperación posquirúrgica. La práctica del yoga para la parte superior del cuerpo podría ayudar a mejorar la función pulmonar después de una cirugía de cadera en los ancianos.
  •   Orgasmo prematuro en los hombres (eyaculación precoz). Existe cierta evidencia que indica que la práctica de yoga podría mejorar el problema de eyaculación precoz.
  •   Nacimiento prematuro. La práctica de yoga está vinculada con una menor probabilidad de tener un parto prematuro.
  •   Calidad de vida. La investigación preliminar sugiere que el yoga ayuda a mejorar el bienestar y la calidad de vida en ciertas personas. La investigación adicional sugiere que el yoga mejora el corazón, la respiración y la función física en los ancianos.
  •   Artritis reumatoidea (AR). La investigación preliminar sugiere que la práctica del yoga no mejora la rigidez matinal, la fuerza de agarre, la discapacidad u otros síntomas en personas con artritis reumatoidea.
  •   Esquizofrenia. EL yoga parece disminuir los síntomas, el funcionamiento social y la calidad d vida cuando se lo agrega al tratamiento estándar en personas con esquizofrenia. Sin embargo, agregar yoga parece no resultar más beneficioso que agregar otros tipos de ejercicios al tratamiento estándar.
  •   ACV. La investigación preliminar muestra que el yoga no mejora la calidad de vida o el dolor en la mayoría de las personas que se recuperan de un ACV. No obstante, el yoga podría ayudar a mejorar la memoria durante la recuperación del ACV. El yoga podría ayudar con el equilibrio durante el movimiento en personas paralizadas después de un ACV.
  •   Cefalea tensional. La investigación preliminar muestra que la práctica del yoga podría disminuir la cefalea y la capacidad de tolerar las cefaleas. Otra investigación preliminar sugiere que la práctica especifica de una pose de yoga conocida como savasana disminuye las cefaleas tensionales en igual medida que otro tipo de terapia llamada biorretralimentación (biofeedback).
  •   Zumbido en los oídos (acúfenos). La investigación preliminar muestra que el yoga disminuye los problemas mentales por acúfenos.
  •   Fatiga.
  •   Neuropatía.
  •   Otras condiciones.

Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del yoga para estos usos.

¿Cómo funciona?

El yoga es una práctica antigua de la India y es una parte importante de la medicina “Ayurvédica” tradicional de la India. El yoga utiliza varios ejercicios incluyendo ejercicios de respiración, de meditación y de postura del cuerpo. Existen muchos estilos diferentes de yoga y se utilizan una variedad de técnicas. El propósito del yoga es lograr la autorrealización o iluminación. En la actualidad también se utiliza para una variedad de afecciones médicas y para mantener una vida saludable.

Al igual que otras formas de ejercicio y de meditación, el yoga parece tener varios efectos potencialmente beneficiosos. Puede afectar la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre, los niveles de estrés y ansiedad y puede afectar a las sustancias químicas en el cerebro relacionadas con el estado de ánimo.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

El yoga ES PROBALMENETE SEGURO para la mayoría de los adultos cuando se lo usa de manera apropiada. Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del yoga para estos usos. En raros casos, el yoga caliente podría causar termoplejía. Algunos informes han vinculado los ejercicios de yoga llamados “pranayama” y “pranayama Kapalabhati” con efectos secundarios graves que involucran los pulmones. Sin embargo, estos eventos no son muy comunes.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El yoga podría ser seguro cuando se usa durante el embarazo. Hay algunos estudios que muestran que no parece dañar al bebé. Sin embargo, algunos tipos de ejercicios más agresivos de yoga podrían no ser seguros durante el embarazo.

Niños: El yoga ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se lo practica de manera apropiada en niños bajo supervisión de un instructor de yoga.

Cirugía del área del estómago (abdominal): Hay preocupación de que algunas técnicas agresivas de respiración, como el “Kapalabhati pranayama,” podría poner demasiada presión sobre el área del estómago (abdomen) y producir daño a las personas que recientemente han tenido una cirugía abdominal.

Presión arterial alta: Existe preocupación de que algunas técnicas agresivas de respiración, como el “Kapalabhati pranayama,” podría aumentar en forma temporal la presión sanguínea y producir daño a la gente con la presión arterial alta no controlada.

¿Hay alguna interacción con medicamentos?

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

¿Hay alguna interacción con hierbas y suplementos?

No se conoce ninguna interacción con hierbas y suplementos.

¿Hay alguna interacción con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Por qué otros nombres se conoce el producto?

Asana, Ashtanga Yoga, Bhakti Yoga, Bikram Yoga, Creative Yoga, Exercice de Yoga, Hatha Yoga, Hot Yoga, Iyengar Yoga, Jinana Yoga, Kripalu Yoga, Kundalini Yoga, Laughter Yoga, Power Yoga, Pranayama, Raja Yoga, Relaxation Yogique, Relaxing Yoga, RY, Sahaj Yoga, Sivananda Yoga, SKY, Sudarshana Kriya Yoga, Surya Namaskara, Tantra Yoga, Tibetan Yoga, Viniyoga, Vinyasa Yoga, Yoga Bikram, Yoga Chaud, Yoga Exercise, Yoga Iyengar, Yoga Meditation, Yoga de Méditation, Yoga Practice, Yoga de Relaxation, Yoga Nidra, Yoga Tantrique, Yoga Therapy, Yoga Tibétain, Yogasana, Yogic Training.

Natural Medicines no asume ninguna responsabilidad por posibles problemas médicos que puedan ocurrir como consecuencia del uso de cualquier producto médico. Se ha hecho todo lo posible para asegurarse de que al momento de su publicación, esta guía contenga la información correcta. Se advierte a los consumidores y profesionales médicos que consultan esta guía, que cualquier decisión ya sea médica o relacionada con el uso de algún producto es responsabilidad exclusiva del consumidor y/o del profesional de la salud. Un Contrato Legal de Licencia establece limitaciones para la descarga, almacenamiento y reproducción del contenido de esta Base de Datos. Excepto por las posibles excepciones estipuladas en su Contrato de Licencia, no se permite la reproducción de esta monografía o de cualquier contenido de esta Base de Datos sin el permiso por escrito del editor. Es ilegal descargar, almacenar o distribuir el contenido de este sitio.

Para obtener la información completa de esta y todos los medicamentos naturales, los profesionales de la salud deben consultar la Versión Profesional de Natural Medicines, la que tiene todas las referencias y es actualizada a diario

© Copyright 1995-2021. Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural MedicinesCarta del profesional de la salud y Carta del farmacéutico. Todos los derechos reservados.